15 de diciembre de 2010

El Grupo Bildelberg, el gobierno secreto del mundo


Anualmente, desde 1954, se realiza un encuentro de los gobernantes de los países desarrollados con los principales ejecutivos del mundo de las finanzas, la industria y el comercio global. El gobierno político formal, monarquías y repúblicas y el gobierno económico real de las corporaciones tienen un lugar en el que las cosas se blanquean. Se hace siempre en secreto, los investigadores estiman que allí se toman las decisiones más crueles, las guerras, las invasiones, los planes para hacer estallar las economías, ideas que van contras las mayorías. Pasen y vean.

Jorge Zárate

Un querido amigo bajó de Internet el documental de Alex Jones, “Fin de Juego. Plan de Exterminio Mundial” y cuando terminamos de verlo algo me dijo que había que hacer conocer esta situación, que al menos se debería sembrar la pregunta.
¿Que es el Grupo Bildelberg?
Hay mucha cosa “conspiranoica” en las exposiciones, pero también hay datos de realidad que vale la pena entresacar para intentar una lectura comprensiva del evento.
En la película, el director Jones, entrevista a Jim Tucker, el periodista que más reuniones cubrió. Allí nos cuenta que la primera fue en el Hotel Bilderberg, en Osterbeck, Holanda, los días 29 y 30 de mayo de 1954 y que desde ese momento hubo al menos una reunión por año hasta nuestros días. Solo no hubo reunión en 1976.
El Grupo, que debe su nombre al hotel de la primera cita, tiene 39 afiliados permanente miembros del Steering Comitte y el resto son invitados. Entre los permanentes están las principales monarquías del mundo y banqueros como los Rotschild y los Rockefeller.
El consejero y analista político Joseph Retinger habría sido su impulsor, el hombre que convenció a David Rockefeller, al Príncipe Bernardo de Holanda y el Primer Ministro belga, Paul Van Zeeland de ponerlo en marcha en 1954. Sus propósitos fundacionales eran poner coto a la Unión Soviética y al “antinorteamericanismo” que se vivía entonces en Europa.
En estos días, Fidel Castro se preguntó en sus Reflexiones… sobre el Grupo Bildelberg, que se reune siempre poco antes del G8 y manifestó su temor de que en la última reunión en el Hotel Dolce de Sitges, Barcelona, España, del 3 al 6 de junio pasado se haya decidido la invasión a Irán, hipótesis que respalda el propio Tucker.
Castro invitó a leer el libro “Los secretos del Club Bildelberg” del canadiense Daniel Estoulin y apuntó párrafos enteros de la cobertura que hizo el periodista cubano Randy Alonso en la reunión de Barcelona.
Aquí un par:
√ "Entre tanto sigilo, la prensa fue sacando nombres por aquí y por allá. Entre los que llegaron a Sitges estaban importantes empresarios como los presidentes de la FIAT, Coca Cola, France Telecom, Telefónica de España, Suez, Siemens, Shell, Novartis y Airbus”…
√ "También se reunieron gurúes de las finanzas y la economía como el famoso especulador George Soros, los asesores económicos de Obama Paul Volcker y Larry Summers, el flamante Secretario del Tesoro Británico George Osborne, el ex Presidente de Goldman Sachs y British Petroleum Peter Shilton [...] el Presidente del Banco Mundial Robert Zoellic, el Director General del FMI Dominique Strauss-Kahn, el Director de la Organización Mundial del Comercio, Pascal Lamy, el Presidente del Banco Central Europeo Jean Claude Trichet, el Presidente del Banco Europeo de Inversiones, Philippe Maystad.", contó Alonso.
Entonces expuso el propio Castro en su cruzada por evitar una confrontación nuclear:
“¿Es acaso una invención caprichosa la idea, cuando esto se suma a todas las evidencias expuestas en las últimas Reflexiones? La guerra contra Irán está ya decidida en los altos círculos del imperio, y sólo un esfuerzo extraordinario de la opinión mundial podría impedir que estalle en muy breve plazo. ¿Quién oculta la verdad? ¿Quién engaña? ¿Quién miente? ¿Algo de lo que aquí se afirma puede ser desmentido?”.

Una sofisticada tiranía
Los investigadores de esta cuestión insisten en señalar que la idea principal del grupo es instalar un gobierno mundial. Que a esos efectos propiciaron la creación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y que en general fuera de algunos pocos gobiernos que quedaron fuera de su órbita, ellos deciden lo que pasa en el mundo.
Según Tucker, que edita www.americanfreepress.net el ex Primer Ministro Sueco, y miembro regular de Bilderberg, Carl Bildt apoyó en un discurso la conversión de la OMS (Organización Mundial de la Salud) en un Ministerio Mundial de Sanidad y el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un Ministerio Mundial de las Finanzas ambos bajo el paraguas de la ONU.
Allí también se discutió el salvataje del Euro y otros elementos de las finanzas mundiales e inclusive se estructurarían políticas de defensa.
"Su influencia en la élite la demuestran algunos con el hecho de que Margaret Thatcher, Bill Clinton, Anthony Blair y Barack Obama estuvieron entre los invitados al Club antes de que fueran electos al más alto cargo gubernamental en Gran Bretaña y Estados Unidos. Obama acudió a la reunión de junio de 2008 en Virginia, EEUU, cinco meses antes de su triunfo electoral y su victoria se pronosticaba ya desde la reunión del 2007.", dice Alonso citado por Castro.
La idea de una sofisticada tiranía que use la tecnología a niveles extremos como en las novelas 1984 de George Orwell o Un Mundo Feliz de Aldous Huxley, sería el objetivo de este grupo.
Las alertas que crecen en el mundo hacen pensar que algo están tramando, en secreto, a oscuras y contra las mayorías.
Links

Reflexiones de Fidel Castro: El gobierno mundial (primera parte)
http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=213687&Itemid=1

Fin de Juego. Plan de Exterminio Mundial de Alex Jones
http://www.youtube.com/watch?v=GEnFcfoYVG8

Los secretos del Club Bildelberg
http://www.danielestulin.com/

Estos serían los objetivos del grupo según los investigadores
· Un solo gobierno planetario con un único mercado globalizado, con un solo ejército y una moneda regulada por un banco mundial.
· * Una iglesia universal que canalizará a la gente hacia los deseos del Nuevo Orden Mundial.
· * Unos servicios internacionales que completarán la destrucción de cualquier identidad nacional a través de su subversión desde el interior.
· * El control de toda la humanidad a través de medios de manipulación mental, este plan esta descrito en el libro “Era Tecnotronica” de Zbigniew Brzezinski.
· * La desaparición de la clase media, solo se permitirá dos clases ricos y pobres, esto se enmarca en la teoría postindustrial de crecimiento cero.
· * Despoblación de grandes ciudades por medio de las guerras, armas de terremotos (HAARP), hambres y enfermedades.
· * Crisis artificiales para mantener a la gente en una constante angustia, desequilibrio mental, físico, emocional y psicológico.
· * Un férreo control sobre los alimentos y la educación.

6 de diciembre de 2010

Oportunidad para rearticular fuerzas



Péndulo: el triunfo del Partido Colorado en las elecciones municipales deja al gobierno en un escenario complejo pero a la vez abierto. La falta de experiencia del Ejecutivo en terrenos electorales chocó contra las viejas artimañas de la derecha y contra un sistema electoral desmovilizador, sobre todo entre los más jóvenes. Pero la victoria conservadora potenció sus viejas disputas internas, pensando en las candidaturas presidenciales para 2013. Las luchas coloradas se traducirán en el resquebrajamiento del bloque opositor en el Congreso. También en la alianza oficial emergen decenas de candidatos. El presidente Lugo pidió leer bien el resultado electoral antes de pensar en las candidaturas para sucederlo en 2013.
“Voy a ser compañero de trabajo de todos los intendentes electos”, dijo el presidente Fernando Lugo en su primera aparición pública tras la derrota electoral del 7 de noviembre. El mandatario se mostró equilibrado en su análisis e intentó bajar el tono triunfalista del opositor Partido Colorado (ANR), que volvió a la victoria después de haber perdido los comicios presidenciales de 2008.
Las elecciones municipales dejaron la sensación de un voto castigo que se expresó en los 220 mil votos de diferencia entre la ANR y su eterno rival, aliado del Gobierno, el Partido Liberal (Plra).
En aquel primer balance de las elecciones, Lugo dedicó un párrafo especial a “los miles de paraguayos que se quedaron sin votar”, en referencia a la escasa participación de los electores. De los casi tres millones de habilitados sólo sufragaron 1.644.387 votantes, alrededor de un 55% del padrón.
El jefe del Estado pidió tener presente ese dato, en referencia indirecta a un sistema electoral perverso, que fomenta la desmovilización sobre todo de los jóvenes. La legislación paraguaya establece que aquellos que cumplen 18 años tienen que inscribirse en el padrón de manera voluntaria, a diferencia de otros países de la región donde los jóvenes que cumplen la mayoría de edad pasan automáticamente a formar parte del padrón y hay sanciones previstas para el que no vota. En Paraguay se estima que alrededor de 1,5 millones de personas mayores de 18 años no está inscripto en el padrón.
Más allá de los poco más de 200 mil votos de diferencia, el triunfo de los colorados le permitirá al Partido conservador controlar políticamente los principales distritos del país, pese a que redujo el número total de comunas bajo su gobierno, de 156 a 138 municipios. La ANR logró 777.035 (el 47,3%) y ganó 15 de las 18 capitales departamentales, entre ellas Asunción, Ciudad del Este, Coronel Oviedo y Encarnación.
Se destacó especialmente la victoria colorada en Fernando de la Mora, ciudad que es considerada feudo de la familia del vicepresidente, el liberal Federico Franco. Fue un golpe duro para el Plra que intentó atenuar la situación al señalar que el principal aliado del Poder Ejecutivo incrementó el número de municipios bajo su gobierno al pasar de 68 a 91 comunas, algunas en alianza con otros partidos.
Las políticas de alianzas electorales de última hora impiden una lectura exacta del comportamiento de cada agrupación. Las fuerzas de centro-izquierda agrupadas en el incipiente Frente Guasú destacaron el hecho de haber quedado como segunda fuerza política en Asunción, en conjunto con los liberales, y haber ganado las intendencias de San Pablo, Fram, Vallemí y Teniente Irala Fernández, cuatro municipios pequeños.
El Frente Guasú recibió 28.921 votos, aunque si se le suman los votos de sus propias fuerzas que en muchos distritos no conformaron alianzas y los votos de otros partidos afines, esta alianza social y política nacida hace un año logró casi 80 mil votos.
El derechista Patria Querida (PQ) quedó como tercera fuerza electoral del país, con 111.427 votos. Esta cosecha incluye los votos de la alianza que se hizo en Asunción con el Plra y el Frente Guasú para intentar desbancar –sin éxito– la hegemonía del Partido Colorado en la capital del país. PQ ganó los municipios de Benjamín Aceval y Raúl A. Oviedo.
La Unión de Ciudadanos Éticos (Unace) de Lino César Oviedo hizo la peor elección desde sus participaciones en la arena electoral. Se ubicó en el cuarto lugar con 74.496 votos.
Previsiblemente, la baja participación popular en la elección ayudó a las viejas estructuras electorales de la ANR y del Plra a movilizar votantes en vehículos privados y, como suele suceder en los aparatos partidarios burgueses, a ejercer la compra de votos.


Carrera presidencial
A pesar del revés, el Gobierno tiene por delante un escenario menos desfavorable al que se pudiera prever, en parte debido a las fracturas y reacomodamientos que vienen provocando los resultados dentro de la ANR.
Ahora que se saben ganadores de las municipales, varios líderes colorados piensan en la candidatura presidencial de 2013. A los postulantes “naturales”, el ex presidente Nicanor Duarte Frutos, y el ex vicepresidente Luis Castiglioni, se sumarán seguramente nuevos protagonistas.
Entre los nuevos postulantes está Horacio Cartes, un empresario tabacalero al que se le sospechan vínculos con el narcotráfico. Por utilizar palabras de su correligionario Diógenes Martínez: el narcotráfico “fue el principal financista” de la campaña electoral y surge como el que hizo posible la victoria. En medio de esta y otras disputas, se analiza la posibilidad de modificar los estatutos de la ANR para facilitar la participación de independientes en cargos electivos dentro del coloradismo.
Otro ejemplo de disputa dentro de los colorados es el de Javier Zacarías Irún, el hombre fuerte del departamento Alto Paraná. Este dirigente rompió su alianza con el ex vicepresidente Luis Castiglioni, en la línea interna llamada Vanguardia Colorada. La esposa de Irún, Sandra McLeod, fue reelecta como intendenta de Ciudad del Este.
En Asunción, el electo intendente, Arnaldo Samaniego, jugará un rol interno importante y ya está lanzada la candidatura presidencial del empresario de supermercados, Elzear Salemma.
Estas disputas se reflejarán en la representación parlamentaria del Partido Colorado. Al cierre de esta edición se anunciaba la creación de una tercera bancada colorada en la Cámara de Diputados que responderá al eje Cartes-Zacarías Irún. Las otras dos respondían a Duarte Frutos y Castiglioni, respectivamente.
Entre los caminos que van a delinear la estrategia del Gobierno para los próximos dos años, el aprovechamiento de las divisiones de los colorados permitirá conseguir acuerdos que el hasta ahora sólido bloque opositor impedía.
Por el lado del Plra se anotan en la carrera por la sucesión de Lugo el presidente del partido, el senador Blas Llano. También se anotó el vicepresidente Federico Franco, quien no dudó en señalar: “Voy a trabajar para que un liberal sea candidato a presidente de la república”. A ellos se suman otros dirigentes como el ministro de Obras Públicas, Efraín Alegre. Frente a este escenario, el Gobierno tiene la misma capacidad de maniobra si aprovecha las divisiones internas para articular su política de gestión.
El secretario de la Presidencia y mano derecha del presidente Lugo, Miguel López Perito, aclaró: “ningún militante, líder o dirigente liberal de hoy, puede ser el candidato”. López Perito no quiso integrar el Frente Guasú con su Movimiento 20 de abril, que en las elecciones logró algo menos de 12 mil votos. A partir de allí intentará construir su propia candidatura presidencial.
Otro referente del Gobierno que quedó fuera del Frente Guasú fue el ministro del Interior, Rafael Filizzola, que ya lanzó su candidatura a la presidencia basado en sus “éxitos” en el combate con métodos similares a los del gobierno colombiano a la guerrilla del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). El presidente Lugo prefiere prescindir de esta disputa. Pidió a los aliados “analizar bien” los resultados.
Los números y el escenario son complejos para el Gobierno. Pero pensando en las necesarias políticas de alianzas con un parlamento que le es completamente adverso, es probable que algunos obstáculos comiencen a removerse con la nueva composición de fuerzas.
Desde Asunción,