14 de abril de 2016

Cartes busca reelección en un contexto económico y social desfavorable

Más deuda externa y más pobreza en Paraguay


Habitante de la comunidad Yakie Axa de Pozo Colorado. Foto: David Vargas
Habitante de la comunidad Yakie Axa de Pozo Colorado. Foto: David Vargas

El oficialismo y sus aliados comenzaron los movimientos políticos para posibilitar una reelección del presidente Cartes. Pero esos intentos chocan con los índices económicos y sociales del país.

El gobierno de Horacio Cartes colocó “bonos soberanos” por 600 millones de dólares a 10 años de plazo y a una tasa de interés del 5%. La maniobra fue festejada por el oficialismo pero generó mucha preocupación en la oposición y en los movimientos sociales tanto por el aumento del endeudamiento externo como por las demandas sociales insatisfechas.
Las emisiones anteriores de bonos de este tipo no se reflejan aún en obras y beneficios sociales pero casi duplicaron la deuda externa existente cuando asumió el nuevo gobierno. Según el ministro de Hacienda, Santiago Peña, la nueva colocación aumentará la deuda pública del país en 1% del Producto Interno Bruto (PIB).
Las cuentas paraguayas habían cerrado 2015 con un endeudamiento total de 5.438,7 millones de dólares representando un 19,6% del PIB de acuerdo a datos oficiales. Esta cifra se desglosa en 3.969,1 millones de dólares de deuda externa (73% del global) y 1.469,6 millones de dólares de deuda interna.
Endeudamiento
La oposición cuestiona que la mitad de los 600 millones de dólares que ingresen con esta nueva colocación de bonos es para pagar antiguas deudas, es decir que sólo se invertirían en obras públicas 300 millones. El propio ministro Peña explicó que se estarían sumando “unos 300 millones a la deuda pública, que no es un incremento muy importante. El año pasado hicimos inversiones récord de más de 500 millones de dólares en obra pública y la deuda pública de Paraguay aumentó creo que en 40 millones de dólares cuando invertimos más de 500”.
Lo concreto es que se deberán 300 millones de dólares más, por lo que la cifra total de la deuda por primera vez en la historia se acercará al umbral de los 6 mil millones de dólares.
Sarah Zevaco, de la Sociedad de Economía Política (Seppy), explicó que “en el caso de los bonos soberanos, los intereses son muy altos. Recordó que llegaron a más del 6% mientras que el interés de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) es menos de 1% anual. Advirtió también que “el acuerdo compromete a devolver el capital todo de una vez dentro de 20 años, así que el país tendrá que desembolsar sumas de dinero en 18 años que no va a tener”.
Peña se defendió señalando que se necesitan “hacer inversiones y de una manera responsable y que mantenga la sostenibilidad de las cuentas públicas, pero finalmente es la inversión lo que nos va a permitir mantener tasas de crecimiento, permitir a las empresas que tengan mayor competitividad y éstas a su vez puedan contratar mayores empleados y dar fuentes de trabajo”.
En general la opinión del ministro fue respaldada por el poder económico establecido, avalando una salida rápida a la asfixiante recesión que se niegan a admitir. La idea es que la inyección de esos 300 millones de dólares reactive al menos la construcción a través de obras públicas, dinamizadoras de las economías en crisis.
La anterior emisión de bonos “soberanos” se dio en abril de 2015 por 280 millones de dólares con vencimiento en 2023, a 4,15% de interés a través de Bank of America, Merrill Lynch y JP Morgan, afincados en Nueva York. Buena parte de ese dinero se destinó a pagar intereses de deudas anteriores.
Con estos mismos agentes se habían emitido bonos por 500 millones de dólares en enero de 2013 durante el gobierno de Federico Franco, seis meses después del derrocamiento de Fernando Lugo. Esos bonos se pagan actualmente con 4,4% de interés. Otra emisión, esta vez de mil millones de dólares, se realizó en 2014 durante la actual gestión de Horacio Cartes, que se pagan a un 6% de interés anual.
Desigualdad
Un informe de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) colocó a Paraguay entre los países más desiguales de América Latina, solamente por detrás de Honduras, Guatemala y Brasil. Según el documento la diferencia entre el ingreso de una persona ubicada entre el 10% más pobre y otra que pertenezca al 10% más rico es de 32 veces y creció el año pasado de acuerdo a la propia Dirección de Estadísticas Encuestas y Censos (Dgeec) local.
El estudio “Panorama Social de América Latina 2015” indica que el grado de incidencia total de la pobreza e indigencia en la población de Paraguay es de 42,3% (cifra de 2014), lo que indica un crecimiento de 1,6 puntos porcentuales en relación a 2013.
En este panorama en el que coinciden aumento de la pobreza y endeudamiento externo el gobierno paraguayo redobla la apuesta para lograr una posible reelección del presidente Horacio Cartes, algo que está prohibido por la actual Constitución.
En el Senado avanza la idea de someter a juicio político a tres ministros de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), los liberales Sindulfo Blanco y Óscar Bajac, y el colorado César Garay Zucolillo. Este movimiento no tiene otra intención que la de habilitar la posibilidad de la reelección presidencial mediante una enmienda constitucional que votaría el Congreso pero que necesitará el aval de la CSJ.
Efraín Alegre, candidato a presidente en las últimas elecciones presidenciales por el Partido Liberal Radical Auténtico (Plra), socio del gobierno en la mayoría de los casos, declaró: “Hagamos el juicio político pero de forma limpia y no con la intención de ubicar a magistrados que van a dar el sí a la figura de la reelección, con eso no estamos de acuerdo”.
Parte de esas intenciones quedaron claras con las expresiones de la ministra Myriam Peña, la última incorporada al máximo cuerpo judicial con el aval del presidente Cartes: “Ya ha sentado jurisprudencia la Corte en permitir la acción de certeza de constitucionalidad. Recuerdan el momento político muy delicado cuando se nombró como presidente al senador (Miguel Ángel) González Macchi”.
La remoción de los tres ministros de la Corte mencionados permitiría reconfigurar mayorías para que la “Acción de Certeza de Constitucionalidad” pueda avalar una eventual reelección autorizada mediante una enmienda del Congreso.
La Constitución prohíbe la reelección y, en opinión de muchos juristas, también veda que el tema sea modificado por enmienda. Entienden que una cuestión como esa requeriría de una Convención Constituyente que nadie alienta a convocar hoy en el país.
Basta recordar que hay ex presidentes opositores a Cartes que también están interesados en la enmienda para volver a postularse. Fernando Lugo (Frente Guasu) y Nicanor Duarte Frutos (que pese a ser del Partido Colorado quiere reconstruir su propio camino político) manifestaron sus intenciones de entrar a la pelea electoral si es que se les autoriza política y judicialmente.
Desde Asunción, Jorge Zárate

Indígenas aislados piden asistencia al Estado

Pobladores de Buena Vista y Colonia 96, pertenecientes a las comunidades indígenas Enxet, necesitan en forma urgente asistencia social y sanitaria debido a la escasez de alimentos que son consecuencia de la situación de aislamiento. Ambas poblaciones están ubicadas a 70 km aproximadamente de la ruta Coronel Franco que une Pozo Colorado con Concepción (centro del país), a la altura del km 352.
Debido a la falta de acceso unas 100 familias quedan aisladas a lo largo del año y no pueden recibir visitas ni evacuar enfermos en caso de emergencia. El sitio web Chaco Sin Fronteras recordó que en 2015 fallecieron en Colonia 96 dos menores que no pudieron salir a tiempo hasta un hospital como consecuencia de esta situación.
“El Río Verde y el Riacho Celedonio que rodea nuestro territorio están completamente desbordados y afectaron todas nuestras plantaciones de mandioca, zapallo y batatas; ni siquiera pueden salir a cazar porque hay agua por todos lados”, explicó Cleto Recalde, uno de los líderes de la comunidad que viajó a Asunción para realizar trámites para su gente y el día anterior fue alertado por Enrique Benítez, otro representante comunal.
Benítez debió recorrer unos 70 km hasta la ruta para reportar la situación que está viviendo su gente. “Necesitamos asistencia urgente por lo menos en helicóptero ya que no hay posibilidad de hacerlo por tierra”, puntualizó Recalde.

11 de abril de 2016

Enrique Collar: “El rostro humano me fascina”

Un impresionante retrato hiperrealista de su hija Roos ilustra la tapa de la prestigiosa revista holandesa Palet en la edición de este mes. El plástico paraguayo cuenta qué está pintando y por qué paró por un momento con el cine, su otra gran pasión.



“La nueva Palet sale con entrevistas con, entre otros, Frank van Hemert, Malou Cohen, Eelco Fuego, Enrique Collar y Raymond Boekelder, artículos sobre las ferias ”Hacking hábitat" (Prison Wolvenplein, Utrecht), "La luz moral" (Museo Van Gogh)...y mucho más!”, dice el anuncio comercial de la revista nombrando a importantes pintores contemporáneos y sitios en los que todo el que ama la plástica desearía pasarse una tarde.
Entonces no se puede menos que sentir ese orgullo extraño que da la cercanía.
Ideas + Palabras charló con Enrique.
 

- ¿Qué significa salir en la primera plana de Palet?
- Sabía del artículo interior, pero fue una sorpresa ver una pintura en la tapa.
- ¿Que te preguntan allí?
- El arte figurativo y el resto están como divorciados en Holanda, es algo curioso. Yo trabajo con una galería del Norte de Holanda, donde se enseña, se pinta y viven muchos artistas figurativos y realistas de trayectoria con quienes expongo anualmente en dos ferias de Amsterdam. Pero para Rotterdam soy como siempre, medio extraterrestre... Asi que esta revista que se distribuye en todo el país, supongo que podrá acercar más al público de holanda a mis trabajos, ya que son cuatro páginas de nota.
- Buenísimo!, ¿se distribuye a otros países verdad?
- Estimo que sí, la revista es en holandés y este número se presenta en Art Breda, una feria de arte que abre este sábado (por ayer 9/4) y estaré exponiendo obras alli.
- ¿Quién es la modelo?
“Silence” se llama este retrato de Roos Collar a la que su padre adora pintar.
- Es mi hija Roos,a quien pinto desde bebé prácticamente, la pintura es del 2011, cuando tenía 6 o7 años. Siempre me preguntan porque "pinto siempre" a mi hija, o mis hijas...
...¿Roos quiere decir Rosa?
- Se llama Roos Rosa,¡ en los dos idiomas!, ¡O sea nombre de Sandro! (Risas). Y para mi bien,pinto a mi hija que sube a mi estudio y me regala algunos minutos posando para sesiones fotográficas.

- ¿Seguís pintando retratos?. ¿Qué cosas andas explorando hoy? ¿Qué se va a ver en la nueva exposición?
- Pinto "la pintura", es decir, mis investigaciones y desarrollo es pictórico. La gentefocaliza lo primero que ve, pero al artista le preocupan otras cuestiones más importantes, estéticas y problemas a resolver. Desde hace dos años que volví más a la narrativa visual
- Es decir...
-... Retomo un poco lo que abandoné cuando dejé de pintar la escena paraguaya
- ¿Dónde mirás más, hacia adentro, a la calle... al paisaje...?
...trasladé lo que me dejó el cine sin resolver; eso que tanto les fascina a los productores: el drama, propiamente dicho. Tomé ciertos cuentos de clásicos de niños, los analicé y decidí quitarles lo que en cine no pude lograr hacer. (Lo ejemplifica con la colección “Sin Cuento de Hadas” (No Fairy Tale, en inglés original, ver en Links) Tomo a Blancanieves, y le quito el conflicto, la madrastra, la bruja y si haces esto no hay cuento, por eso la encerré en una jaula! Y asi hice con varios cuentos clásicos de niños. Es decir: no quise caer en ilustrar el cuento sino que la idea es hacer otra version
- ¿Una deconstrucción?
- Y se vuelve mas conceptual me parece, tampoco hay obviedad... Retomo la narrativa, pero desde otro punto de vista, el cine me enseñó esto y en medio se mezclan mis propias imágenes pero siempre hay una o dos figuras centrales. También retoma la paleta alta de colores que se conocía de mi obra paraguaya
- ¿Roos las protagoniza?
- Si, en su mayoria y esto es lo que se verá en la Galería Breda. Siempre pinté niños porque son el futuro
- Me permito inferir que a pesar de tu resistencia, siempre volvés al cine.
- Es que me dio mucho. pero también le restaba mucho tiempo a mi pintura, inclusive tenia productor para mi primer largo aquí pero suspendí para seguir pintando.
- ¿Qué te es dificil a esta altura?
- Para mi lo mas difícil es elegir que voy a pintar. Me encanta hacer retratos, siempre que me visita algún amigo, colega o vecino, prendo los flashes del estudio...¡el rostro humano me fascina!.

Fotos y pinturas

“Ahora, que me tomé un tiempo sabático con el cine, estoy fantástico, muy focalizado con la pintura. Y las ideas y proyectos surgen a diario. Solo que mi proceso, el cada obra, lleva tiempo”, cuenta Enrique Collar desde su atelier en Rotterdam.
“Entonces voy cruzando con la fotografía, y trabajando en paralelo en varios proyectos pictóricos”, agrega.
- ¿Llevas la cámara por la calle?
- Siempre hago fotografias, en todas partes, pero con mi teléfono, pero me gusta mas tener el modelo en el estudio, controlar la luz, la psicologia del que posa, su estado anímico y normalmente edito dos fotos de las cientas que hago. Una es fotografia y la otra la reservo para una pintura, es algo hasta mágico... siempre aparecen las dos. Comienzo una fotografía pensándola como pintor. Mi pintura empieza donde esta termina, y mi pintura se conoce a través de una reproducción fotográfica....
-... y ni hablemos si se te da por animarla...
(Risas).. o sea, no hay conflicto entre un lenguaje y otro. A "Costa Dulce" intenté quitarle lo que más pude "el drama".... harto de la dramatización del cine, demasiado infectado está... por ello trasladé esta necesidad a la pintura

Links
Revista Palet
http://www.paletmagazine.nl/

Serie "Sin cuentos de Hadas" (No Fairy Tale)
http://collarenrique.com/recent-paintings-2/works-vi/

Galería
http://www.artbreda.nl/

Ficha
Enrique Collar
Plástico, fotógrafo, cineasta.
Nació en Itauguá Guasu en 1964
Vive y trabaja en Rotterdam, Holanda
Estudió en la Escuela Nacional de Bellas Artes Manuel Belgrano de Buenos Aires entre 1985 y 1988
Ganó premios de pintura en nuestro país, Argentina, Costa Rica y Estados Unidos.
Expuso en importantísimas salas de América y Europa
Hay colecciones suyas en el Museo Europeo de Arte Moderno y Contemporáneo (EAM) de Barcelona, España; en el Rijksuniversiteit Groningen, Portrait Museum y en el Harm Rolde Collectie, Groningen, ambos de Holanda. También en el Centro Cultural del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y en la Maisón de L' Amerique Latine, de Paris, Francia.
En nuestro país se destaca la colección de la Universidad del Norte, aunque pinturas suyas están en colecciones privadas.
Filmó la trilogía paraguaya integrada por “Miramenometokei”, “Novena” y “Costa Dulce”, películas que tuvieron buena repercusión en el público y en festivales internacionales.

Link
http://collarenrique.com/

5 de abril de 2016

Alberdi, rodeados por el río, esperando


Que se repare el muro, que hagan la costanera, que se termine la ruta asfaltada de sólo 80 kilómetros que la une con la capital, que hayan más y mejores servicios, así viven hoy los alberdeños esperando el pico de la crecida.



Alberdi. (Carlos Orrego, Carlos Juri y Jorge Zárate, enviados especiales). Son parte del río, lo llevan en la piel. Sólo así se explica esa capacidad de adaptación de los alberdeños a la inundación.
El comercio, del que vive el 80% de la población se había visto disminuido desde que las aguas del Río Paraguay subieron a fines del año pasado alcanzando los 10 metros en el hidrómetro local.
La ruta se cortó.

Así fue que la gente se fue ingeniando y se armó una red de canoeros y lancheros que van y recogen las mercaderías en la compañía Acevedo y las traen a mejor precio, así se puede mantener la actividad”, explica Walter Prieto en la municipalidad.
Es un viaje que dura entre media hora y 45 minutos, se lo hace en lancha a motor, cruzando campos inundados, hasta encontrar la ruta entre Asunción y Alberdi, esos 80 kilómetros que son un claro ejemplo del olvido hacia la gente del interior que este país centralista practica a diario.
Cándido “Masca” Mascareño lleva 15 años conduciendo los colectivos de Lago Ypoa, la mayoría desvencijados, “se destartalan todo por la ruta, desastre es”, cuenta el hombre que no pasa una semana sin que uno de sus colectivos sea remolcado por un tractor para salir del dificil barro del camino. La gente paga 27 mil guaraníes de pasaje por esa insólita travesía que puede llegar a durar 8 horas promedio y hasta un día, si llueve y el camino te atrapa.
El chofer está junto a los estibadores que improvisaron un puerto en el borde del muro perimetral que da a la ruta. Ahí se los ve trabajando, cargando y descargando cajas de todo, comestibles, electrodomésticos, ropas, los insumos de los cientos de puestos que se multiplican en la ciudad para vender principalmente a los vecinos de Formosa, Argentina, la ciudad que alimenta la vida de Alberdi.
Desde allí llegó este equipo de enviados, cruzando en lancha, en un trámite para la mayoría rutinario. El cruce es más que habitual, la ciudad recibe más de mil formoseños por día y buena parte de sus 10 mil habitantes, se trasladan al frente a cursar estudios, a atenderse en hospitales, a cobrar jubilaciones, a comprar y vender de todo.
Acercándose a puerto puede divisarse la parte derrumbada del muro de contención, las bolsas de arena que se colocaron para evitar lo peor. Al amarrar, al tocar tierra lo primero es trepar hacia la cima del muro y comprobar que sin él, la ciudad estaría al menos un metro bajo agua.
No hay nadie trabajando en el sector afectado. “Nos dijeron los de la empresa que estuvieron haciendo una revisión que en la semana vendrían a comenzar los trabajos en el muro, los estamos esperando”, cuenta Marcos Rotela de la Prefectura, a metros de donde desmoronara parte del murallón de 7,5 kilómetros que rodea la ciudad.
Tienen que volver a poner el muro a 12,40 metros de altura porque se estima que la creciente puede alcanzar los 11 metros en la localidad. La obra fue adjudicada pero los trabajos se demoran en comenzar. “Ahora van a hacer una reparación integral del muro, pero después se abocarán a la obra de la defensa costera que también va a hacer las veces de costanera”, explica Prieto.
¡Alberdi no tiene supermercado, nunca tuvo surtidor!”, se queja una señora en su local de comidas. Se ven por la ciudad botellas de plástico cargadas con combustible argentino que alimenta las motocicletas y los vehículos que circulan en esa suerte de gigante plato hondo en que quedó convertida la ciudad al ser rodeada por el agua.
La imagen desde el aire es espectacular, como la sorpresa de los vecinos al ver volar el drone de La Nación sobre sus cabezas.

Esperando
Botes, lanchas no paran de moverse, los pescadores siembran redes, los contrabandistas aceleran increíblemente las deslizadoras cargadas de electrodomésticos, cigarrillos, hasta mariguana, cuentan, para pasar hacia Argentina. Mientras tanto Juana Roa hace antesala para ver si puede retirar mercaderías en la Municipalidad, dice que el agua “me está brotando todo en el piso de mi casa, así que salimos al alto, estamos haciendo dos piecitas con chapas y terciadas, vengo a ver si hay algo para darle de comer a los chicos”.
La Secretaría de Emergencia (SEN) comprometió asistencia para la población completa.
También se espera.
Como la ruta que ya está licitada y se aguarda que se termine en 3 años, como la asistencia para los pequeños ganaderos y agricultores que lo perdieron casi todo en esta crecida.
Alberdi, su gente, sigue esperando.

Un puerto que reclama atención
Necesitamos que se repare un poco este pontón”, dice Líder Vargas, jefe de Operaciones del Puerto de Alberdi. Es que el flotante que donaran los Estados Unidos, hace ya unas décadas, es todo lo que la ciudad, que recibe más de mil visitantes por día por vía fluvial tiene por puerto. Faltan instalaciones más cómodas para hacer migraciones y para el mejor desempeño de todos los que allí trabajan, además de servicios para la gente que aborda las lanchas. “Hacemos el esfuerzo por brindar una buena atención, pero tenemos siempre el problema de los recursos, Alberdi, no está tan lejos de Asunción, pero a veces parece que así fuera”, expone Vargas, funcionario desde hace 17 años de la Administración de Puertos (ANNP).
El portuario hace de guía en el viaje entre Alberdi hacia Acevedo, una de las compañías que quedó bajo agua. La lancha a motor se desplaza sobre campos donde hasta hace unos meses pastaban vacas. “La gente o llevó los animales al alto o los tuvo que vender, desastre hace la inundación”, dice el hombre mientras levanta el motor para superar un alambrado. “Hay que ir atentos porque se puede enganchar la hélice y se complica todo”, dice.
Los camalotes ingresaron a todos los predios, omnipresentes, florecidos, se amigan con las copas de los árboles, albergan también a las hermosas garzas blancas, la elegancia de una garza mora. “A veces hay que cortarlos con la canoa o con el remo porque invaden el camino”, explica Vargas.
Aparece entonces la ruta anegada que se reconoce por la línea del alumbrado público que se pierde en el camalotal. Al final de ese camino está Asunción, la que parece haber olvidado esta otra punta que conduce a Alberdi.

Uno se halla”
Estamos preocupados por la crecida, pero no me quiero ir”, dice Matilde Galeano de Villalba en su puesto de venta de ropas en ese gran mercado popular que tiene la ciudad. “Mi hijo me vino a buscar para llevarme a Asunción pero le dije que no. ¿Qué es lo que voy a hacer yo encerrada en un departamento?. Prefiero quedarme, aquí me hallo, uno tiene sus cosas, su gallinita, la tranquilidad de este lugar no se la cambio por nada. Es chiquito pero uno se halla, uno se acostumbra”, cuenta. Dice que las ventas no cambiaron mucho desde que a comienzos de año arreciara la creciente. “Viene la gente, igual, ahora no hay mucha, pero la gente viene después del día de cobro, en Formosa, cuando cobran, al otro día están por aquí para comprar sus cosas, siempre vienen”, contó acomodando un poco sus mercaderías todas con precios en pesos argentinos, como es en casi todos los locales. 
Fotos de Carlos Juri
Filmaciones de Carlos Juri (Drone) y Dani Jara, para la Nación Web (www.lanacion.com.py).