26 de octubre de 2007

Zoo







Los tenemos presos.

Libres podrían alentar ideas jodidas en el mono sometido.

Los vamos a mirar al zoo.

Libres podríamos intentar conocerlos en la selva como los antepasados.

Les tenemos miedo cuando deberíamos temernos frente al espejo, nosotros somos 6 mil millones cuando ellos están siempre al borde de la extinción.

Son fotos del Zoo en Asu,

Maia, es la elefanta equilibrista,

Al hipopotamo le puse Toto, un amigo de esos con los que uno se toma toda la birra.

A las tortugas no las quise interrumpir, les juro que jadeaban, que gozaban y me hicieron cagar de risa de los boludos de Animal Planet para los que los animales sólo cogen para procrear.

Me acuerdo la tapa de Canción Animal de Soda Stereo, me acuerdo escuchar los gritos de un carayá en el bosque de San Buenaventura del Monte Alto, cerquita de Resistencia, haciendo más quilombo que los gatos.

De Jerry, un ratón que tuve en la casa de Barcequillo en San Lorenzo.

Me quedé pensando cuando encontré las fotos en esas cajas que siempre se tienen.

Me desperté

¿Subieron a un árbol últimamente?

Vale la pena volver a ser mono libre.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

la ultima vez que fui al zoológico pasé frente a una jaula que me pareció vacía. pero al acercarme me di cuenta que en la parte superior, casi absorvido por la oscuridad, había un animal. era un mono, viejo, negro, solo. entonces pensé, ese si que es un mono

Arnaldo Medina dijo...

Superrrrr los animalessonsubversivosssss grande jorgeee

Jorge Daniel Zárate dijo...

Gracias Arnie...! Abrazo!!