5 de febrero de 2012

En el nombre del padre

Las viejas nuevas trabas de la derecha a la integración latinoamericana
Foto
42ª reunión ordinaria del Mercosur en Montevideo, en diciembre de 2011


Sabotaje: desde 2006 el protocolo de adhesión de Venezuela al Mercosur fue aprobado por Argentina, Uruguay y más tarde por Brasil. El congreso paraguayo se ha transformado en un escollo hasta el momento insalvable para completar el acuerdo. Una Comisión Especial de altos representantes de Argentina, Brasil y Uruguay llegará al país para analizar las razones del persistente rechazo. Pero el nudo no está en Asunción, sino en Washington.
Tapa edición de Febrero de A-XXI
El Congreso paraguayo rechazó el Protocolo de Montevideo sobre  Compromiso con la Democracia en el Mercosur, más conocido como Ushuaia II, firmado en diciembre pasado por el presidente Fernando Lugo, en Montevideo. Arguyeron que los términos “atentan” contra los intereses nacionales. Lo hicieron mediante una declaración de su Comisión Permanente, órgano de gobierno del Parlamento durante el receso de verano. En ella se rechazan todas las obligaciones y los compromisos asumidos.
La discusión, que tomó cuerpo fogoneada por la prensa comercial, fue llevada a extremos un tanto exagerados. “Una nueva triple alianza” fue uno de los conceptos que se deslizaron para describir una cláusula de protección que tiene en realidad mucho de formal.
La misma establece que, en caso de “ruptura o amenaza de ruptura”, o de “cualquier situación” que “ponga en riesgo el legítimo ejercicio del poder”, los Estados miembros del Mercosur pueden “cerrar en forma total o parcial las fronteras terrestres; suspender o limitar el comercio, tráfico aéreo y marítimo, las comunicaciones y la provisión de energía, servicios y suministros” a la parte afectada.
La más increíble de las interpretaciones corrió por cuenta del vicepresidente Federico Franco, un opositor permanente a Lugo. “Hoy día la energía que ingresa al Paraguay lo hace desde o con autorización del lado brasileño y la energía que ingresa al Paraguay de Yacyretá, ingresa del lado argentino, o sea que hoy día se baja la toma del lado brasileño o argentino y nos quedamos sin corriente, así de claro es el tema”, dijo en declaraciones a la prensa.
Ante el rechazo del Parlamento, los países del Mercosur emitieron un comunicado en el que se explica que: “el nuevo instrumento (...) incluye previsiones sobre los requerimientos del Gobierno Constitucional de la Parte afectada y dispone que las medidas que pudiesen ser adoptadas, de forma consensuada, guardarán la debida proporcionalidad con la gravedad de la situación existente; no deberán poner en riesgo el bienestar de la población y el goce efectivo de los derechos humanos y libertades fundamentales en la Parte afectada; respetarán la soberanía e integridad territorial de la Parte afectada, la situación de los países sin litoral marítimo y los tratados vigentes”.
El Congreso tampoco ratificó el Protocolo Adicional al Tratado Constitutivo de Unasur sobre Compromiso con la Democracia, firmado por Lugo el 26 de noviembre de 2010 en Guyana.

El titiritero de siempre
Se plantea así como un foco de resistencia que tiene el apoyo de la derecha continental y de los Estados Unidos, cuya máxima expresión es el rechazo al ingreso de Venezuela al Mercosur.
El Tratado de Asunción establece que la propuesta para que otros países ingresen al Mercosur debe ser aprobada por decisión unánime de los Estados Partes. En julio de 2006 se suscribió un protocolo de adhesión de Venezuela al Mercosur que fue aprobado por Argentina y Uruguay al poco tiempo. Brasil hizo lo propio en diciembre de 2009. En Paraguay, el congreso se ha transformado en un escollo hasta el momento insalvable.
Durante la última cumbre de Montevideo, se conformó una Comisión Especial de altos representantes de Argentina, Brasil y Uruguay que vendrán al país a tratar de escudriñar las razones del persistente rechazo.
Esta misión se instalaría en Asunción durante 10 días con una nutrida agenda de visitas a los presidentes de ambas cámaras del Congreso, de los partidos políticos, de las comisiones de relaciones exteriores y los líderes de bancadas.
Como una muestra de las notorias ventajas del ingreso de Venezuela al Mercosur, vale señalar que entre enero y noviembre de 2011 el país caribeño fue destino de alrededor de 12 mil toneladas de carne, por más de US$ 46 millones, constituyéndose en el segundo comprador de carne paraguaya, después de Rusia. Un 12% de las exportaciones de carne, van a dicho país de acuerdo a los datos de la Red de Inversiones y Exportaciones (Rediex).
No parece que la cuestión vaya a resolverse a la brevedad, aunque en 2013, en la elección de un nuevo Congreso, este punto jugará un rol fundamental en la campaña.
“No es casualidad que quienes hoy se alarman ante este Protocolo y se erigen como supuestos defensores de la democracia y la soberanía sean los mismos cuya riqueza y poder se ha construido y sustentado justamente en las dictaduras de nuestra región y en la venta de nuestra soberanía nacional y regional”, consideró el oficialista Partido Tekojoja (Igualdad, en guaraní). “Es un instrumento que salvaguarda las conquistas democráticas de los pueblos latinoamericanos logradas en el marco de nuestra lucha por la emancipación humana”, defendió.
“Los sectores reaccionarios aliados al imperialismo central, hijos e hijas de las dictaduras y la Guerra Fría, enriquecidos con la tortura, el asesinato y la explotación del pueblo, siguen buscando evitar el avance de la unidad del pueblo, y se asustan y reaccionan ante la posibilidad de que no sean más los viejos amos quienes decidan la suerte de nuestros países dependientes”, sostiene Tekojoja.

Desde Asunción, Jorge Zárate


Alimentos para 210 mil familias
Unas 210 mil familias rurales recibirán asistencia en el marco de la emergencia alimentaria de 90 días decretada por el presidente Fernando Lugo para mitigar los efectos de la sequía, anunció el viceministro de Agricultura, Andrés Wehrle. El programa de asistencia distribuirá raciones de cereales básicos a 25 mil familias indígenas y se espera que dé inicio a mediados de febrero, una vez concluido el censo que se realiza para determinar el grado de impacto de la sequía en las poblaciones rurales. Wehrle dijo que “la emergencia no incluirá, de momento, a los agricultores con maquinaria, aunque los cultivos de soya, maíz, sésamo, trigo y girasol se encuentran secos en más de un 60%”. La emergencia abarca a 313 poblaciones campesinas e indígenas y se decidió luego de que una prolongada sequía destruyera cultivos.




Primera planta de explotación de oro
En la localidad de Paso Yobai, departamento de Guairá (centro), la empresa Latin American Minerals Paraguay (Lampa) inauguró el 31 de enero la primera planta de explotación de oro en Paraguay, con lo que se reanudaron las explotaciones mineras en el país luego de las fundiciones de hierro del siglo XIX, indicó la viceministra de Minas y Energías, Mercedes Canese. La inauguración de esta planta representa “un paso muy importante” en la explotación minera del país “porque es la primera vez en la historia del Paraguay después de la explotación de hierro en Ybycui, en la época de Carlos Antonio López y el Mariscal Francisco Solano López (siglo XIX) que se va a explotar otra vez un mineral en Paraguay”, dijo Canese. La viceministra explicó que la que se inauguró “es una planta modulable a pequeña escala, que por módulos se puede ir ampliado y poder ir obteniendo el porcentaje de oro que existe en la roca presente en la zona de Paso Yobai”. Por su parte, el representante de Latin American Minerals, Juan Carlos Benítez, señaló que actualmente la empresa está en etapa de armar la planta y todo lo relacionado con ingeniería y obras civiles. “200 personas estamos trabajando en Paso Yobai principalmente. Nuestra tecnología es de punta. Esperamos que el Gobierno nos acompañe en esto debido a la inseguridad que existe en la zona, en relación a nuestras actividades”, dijo.



Nuevo jefe contra la aftosa
El presidente Lugo nombró a Félix Otazú como director del Servicio de Sanidad Animal (Senacsa) tras el rebrote de fiebre aftosa detectado en el departamento de San Pedro (centro) a principios de mes. Destituyó así a Daniel Rojas, a quien la Asociación Rural del Paraguay (la patronal ganadera del país) acusa de haber relajado los controles. Se sacrificaron 154 bovinos de la hacienda Nazareth en San Pedro, a unos 15 kilómetros de otra estancia donde en septiembre de 2011 fueron sacrificados 820 bovinos, luego de la detección de la enfermedad. La enfermedad repercute en las exportaciones de carne, segunda fuente de ingresos de divisas de Paraguay, que sufrieron una caída del 16,5 % en 2011.

No hay comentarios: