22 de septiembre de 2016

Jazmín Bogarín: “Represento a la mujer paraguaya, fuerte, revolucionaria y sostén”

“Fue una gran responsabilidad”, cuenta Jazmín Bogarín, la actriz que encarnó a Iara, la nena que acompaña a su abuelo en un increíble viaje en canoa a motor que parte desde Pilar buscando llegar a Buenos Aires para que el hombre conozca a su nieto.
“Represento a la mujer paraguaya, fuerte, revolucionaria que defiende lo que ama a pesar de ser una nena de 14 años porque tiene que contener a un señor mayor y después hasta guiar el viaje”, expone.
Jazmín cuenta que espera ansiosa el estreno que será este 1 de setiembre y que no pudo evitar las lágrimas la primera vez que vio “Guaraní” en el festival Pantalla Pinamar, en Argentina.
“Era la primera vez que la veía, fue muy fuerte para mi, recuerdo que esa vez me miré solamente a mi, la segunda vez, ya en el Avant Premiere de Buenos Aires, me fije en el trabajo de Don Emilio (Barreto) y el mío propio y recién en la tercera vez pude abordar la historia, fue muy emocionante”, contó.
Vale decir que Jazmín hizo cortos, obras de teatro, publicidad, y sin embargo, la magia del cine la pudo. “Tengo 15 años, cuando se hizo el rodaje tenía 13 y comencé a las 9 con la actuación, tuve algunas lágrimas en los ojos porque esto fue muy importante para mi, no esperé actuar ni estar en el cine”, dice.
El rol de Iara es principal en la película: “Tengo que guiarle y traducirle cuando entramos a la Argentina, tengo que ser la mayor, cambian los roles”, recuerda la actriz. Y no fue fácil porque según cuenta “en mi casa no se habla guaraní, mis familiares de Ciudad del Este y Hernandarias sí hablan. Pero aprendí gracias a Don Emilio y los familiares, abuela y mamá, yo escribo y leo pero gracias a la película me manejo mejor con el guaraní”, señala.
“Rodamos durante un mes y estuvimos trabajando antes con un proceso de tres meses, imaginen que la estamos estrenando tres años después desde que se grabó en el 2014, ya es hora de que la veamos en Paraguay”, dijo para recordar que se puede seguir a la película en las redes sociales como película guaraní o en la web www.peliculaguarani.com

Para aprender
Jazmín Bogarín, la protagonista de la película “Guaraní” cree que la música es la forma más fácil para enseñar el guaraní. “Los jóvenes se basan mucho en la música, la tecnología, lo audiovisual, me parece que es la forma para que amen más su país, su cultura, su idioma”, expone. Recuerda también con gran cariño a Chorita Rodis, la señora que compuso la música, Reho Ite (motivo de la película), la abuela de Tania Zimbrón que es la que la canta, que era una señora muy buena y nos dejó recientemente”.
“Yo les digo a la gente que nunca se fue al cine del pueblo, del interior o los del mercado que vayan a verla porque es una película hablada en guaraní y tiene subtítulos en castellano, que la van a entender porque es algo nuestro que les va a gustar bastante porque tiene ñe’enga, mitos, leyendas, cultura en general… por ejemplo una señora se me acercó y me dijo: “Mi mamá estaba en España y yo no podía ir a verla, así que me emocionó mucho la parte donde intentas comunicarte con tu mamá en la película… es así, hay cosas que le pasan a mucha gente que se va a otros países como España o los Estados Unidos, las migraciones pasan en todos lados”.
 Jorge Zárate

20 de septiembre de 2016

Juan Manuel Salinas: “La Narcopolítica se instala en la democracia con Andrés Rodríguez”



El periodista dirigió el documental “Paraguay, Droga y Banana”, que estrenó el pasado 15/9 con importante éxito de público y crítica. Se trata de una película fuerte y necesaria que ayuda a la comprensión del fenómeno de la Narcopolítica.
Asistir al filme ayudará al lector a cambiar para bien su percepción del proceso político del país y en comprender la necesidad de revertir cosas para salir de la espiral de violencia y corrupción que se desató durante el presente gobierno.
Lo expuso claramente el ex juez Adalberto Fox, un héroe civil que merece el honor de los hombres de bien: “Para construir una democracia es necesario que estas familias devuelvan lo robado”, dijo en relación a las tierras de la familia Melgarejo, 352 hectáreas donde Andrés Rodríguez y Carlos Barreto Sarubbi, habrían construido un emporio del tráfico ilegal en la conocida “Pista Hernandarias”, el caso que está en el origen de este muy buen celuloide.
Aquí el diálogo de Salinas con E´a.

– ¿Que repercusiones tuvo la película en estos sus primeros días de exhibición?

– En medios se habló mucho, y en redes ni que hablar, me escriben al privado, gente con toda clase de comentarios, guardé una captura que me sorprendió… (ver foto) y en los cines esta bien, está como la segunda película mas vista desde su estreno, no es facil el circuito comercial con un documental. Hay gente que tiene ese concepto de que un documental es aburrido (Risas).

– Te pregunto porque si bien eran conocidos los vínculos de Andrés Rodríguez con el narcotráfico, su rol decisivo no estaba tan claro…

-…bueno, en relación a Rodríguez, realmente siempre estuvo claro, lo que pasa a que la historia oficial lo ha blanqueado, en todos los sentidos, y cuando alguien decía algo te decían que eras stronista.

– Se entiende que Rodríguez no es sin Alfredo Stroessner, queda claro en la película que el general Patricio Colmán hacía lo propio en lo que a narcotráfico se refiere… pero !es enfermizo ese blanqueo! y creo que es el gran aporte de la película develarlo.

– Y pasa que el stronista es anti-rodriguista, porque ellos lo consideran un traidor, pero Stroessner fue el que lo dejo crecer, y el que le permitió hacer su negocio, a él y a Colmán, en parte porque de esa manera se ganaba la lealtad…. Pero volviendo a la repercusión, se habla mucho del documental, pero sí hay un silencio de la clase política, sobre todo de aquellos que estuvieron en aquel intento de desafuero donde se vió como colorados, liberales y el Encuentro Nacional votaron contra el desafuero casi en columna

– Lo brutal es que la Narcopolítica que muchos descubren en la segunda década del siglo XXI viene desde hace 60 años… Ese es otro punto alto del documental, expresar la complicidad de la oposición…!


– Claro, comienza durante la dictadura y se consolida y se expande luego del golpe, justamente al ser Rodríguez la cabeza. La Narcopolítica se instala en la democracia con Rodríguez

– Uno pensaba que la película puede tener continuidad con Lino Oviedo y con otros actores posteriores… pero, más allá de eso, pensás que hay posibilidades de salir de la narcopolítica?

– Es complicado cuando los nexos ya son fuertes, nexos que se construyeron con fuerza luego del 2 y 3 de febrero frente a las narices de todos, lo que decía Martini en el documental, del pacto de silencio entre oficialistas, oposición y prensa. Hoy, está muy insertado, y se vio cómo claramente ningún gobierno ha mostrado voluntad de combatir en serio el narcotráfico, las zonas conflictivas, las autoridades no mandan, están en manos de ellos, lo que se debería plantear es recuperar esas zonas…

– Lo de la familia Melgarejo es una cuestión increíble… ¿este fue tu disparador… verdad?

– Sí, incluso me sorprendió al saber que casi nadie los había entrevistado, en el sentido de contar bien la historia de ellos y eso pasó, justamente por lo que dice (Carlos) Martini, del pacto de silencio que le salpica a la prensa de entonces, no había que atacar a Rodriguez… Incluso, se habla de que el célebre Archivo del Terror fue depurado, justamente para que no salten cuestiones que manchaban a gente del entorno de Rodriguez

– Viéndolo a Adalberto Fox uno piensa que quizá con una generación de personas así, se pueda cambiar algo… su vida, su testimonio dan esperanzas…

Sí, conocerlo fue increíble, antes lo conocía de nombre y de haberlo visto alguna vez en TV… y tiene tomos de historia encima, ademas de archivos porque él guarda todo, archiva todo, le encanta… luego, al indagar mas en su vida y en lo que hacía, que desde adentro (régimen) hacia las cosas es mas que interesante. Algunos le machacan por haber sido juez del régimen, pero no tiene nada que ver, porque hizo lo suyo desde adentro y teniendo muy claro como jugar y que jugar… pudiendo haber estado millonario a esta altura , hoy vive en una casa linda pero modesta, tiene un automovil modesto…

– Seis años de laburo, ¿qué fue lo más dificil?

– Lo más dificil fue conseguir fondos, con paciencia lo hicimos porque ¡nadie quiere estar 6 años haciendo una película…! (risas) pero ya estaba en el juego, porque fui agrandando la cosa sin quererlo, al ver como todo tenía que ver con todo y todo estaba ligado con todo

– Vas a ir a festivales… ¿Como sigue la marcha?

– Y estoy esperando ver que respuesta recibo de los que me inscribí, está en algunos y estoy analizando otros… hay una conversación para ir a Nueva York para llevar la película para la colectividad paraguaya. Tambien en esa misma forma para ir a España…. vamos a ver…

– Es fundamental que vaya a Estados Unidos…! Me quedé pensando en el título… La droga es la banana de las últimas décadas…te parece que queda claro eso…?

– El título es una ironía, en relación a como se define un país bananero y haciendo la pregunta si Paraguay es uno, se comienza analizar los hechos relacionados al narcotráfico, lo que hay que analizar creo yo si es que los hechos que se van a dar en el futuro, también estarían acordes con un país bananero…

- …bueno, ¡hoy se ve a un brasiguayo en un helicóptero de Yacyreta participando de un desalojo de campesinos…!

- y bueno, ahí tenés el presente también… (Risas) Más que nada que Paraguay, Droga y Banana no tiene la intención de atacar a nadie, partió del interés de revisar la historia , como dije antes, no soy responsable de los hechos, solo soy responsable de citarlos.

Jorge Zárate

12 de septiembre de 2016

Emilio Barreto, una vida de película

Emilio Barreto y su Kikito dorado, premio al mejor actor en Gramado. Foto Cristóbal Núñez, publicada en La Nación

¡Hasta el Oscar podemos ganar los paraguayos, talento sobra!”, asegura. Entiende que la premiación de la co-producción paraguayo/argentina “Guaraní” puede abrir las puertas para una consolidación de la industria fílmica en el país aprobando una ley del cine, incentivando la producción nacional en televisión, etc. Un pantallazo de una vida que bien merece un filme.

Feliz con su Kikito dorado, la estatuilla característica del Festival de Gramado, Brasil, que el actor lleva en un bolso en estos días para mostrarlo en las distintas entrevistas que va concediendo.
Está feliz porque es el premio a una vida de sacrificios y estudio, de andar por los escenarios del teatro, por los sets de televisión y el cine, haciendo del cuerpo una herramienta de trabajo sutil, de la expresión un arte.
“Algo se encendió dentro mío cuando fue la primera proyección y eso que fue muy tarde, pasaron la película a las 23…!, así que en una sala que es para 700 personas quedaron unas 50 para verla… sin embargo cuando terminó el aplauso fue emocionante, con esa alegría me fui a cenar”, cuenta.
Después vinieron dos funciones más, una primera a sala casi llena que multiplicó esos aplausos y encendió la curiosidad de los gramadenses. “Me saludaban, me invitaban a comer cuando me reconocían, era un fenómeno…!”, se asombra de la conducta de este pueblo que desde hace 44 años celebra el cine con la participación de los más importantes actores y directores de nuestra América Latina.
“La tercera función fue definitiva, ahí ya me hacían presentes, me regalaron vinos, cosas, la gente me decía por la calle que yo iba a ser consagrado como mejor actor… era increíble… yo les decía que por favor no me ilusionaran”.
Ya en la ceremonia, el vértigo de la victoria, la algarabía en la premiación, el momento cumbre, los flashes.

PRIMERA ESCENA
Las cosas no fueron fáciles para Emilio, de muy chico debió dejar la Villarrica natal porque el régimen buscaba a su padre que debió exiliarse en Clorinda después Revolución del 47. Sindicalista en el Ferrocarril Carlos Antonio López en principio, Barreto padre es despedido, pasa a la Fábrica de Azúcar y corre la misma suerte por organizar a los trabajadores para reclamar sus derechos.
Al no encontrarlo, los capturaron a él, a su hermano y su madre y los trasladaron desde Villarrica a la Comisaría 7ª de Asunción.
“Los pynandy hacían un círculo, parándose uno al lado del otro y los prisioneros estábamos dentro, era terrible… nosotros dormíamos en el suelo. Por suerte los camaradas del Partido Comunista nos enviaron una compañera del Mercado 4 que vino con su burrito en el que vendía bananas y tortillas… Los guardias permitían pasar a las vendedoras, así que esta mujer pudo pasar a la hora del almuerzo, como eran muchos los vendedores y muchos los prisioneros era imposible controlar todo… Así fue que la mujer se cambió las ropas con mi madre, y a mí y a mi hermano nos metieron a cada uno en uno de los cargueros de los laterales del mburika y así, disfrazados, pudimos escapar…”, evoca con la mirada acuosa y vencedora. Tenía 6 años.

ACTUAR PARA VIVIR
Ya vuelto a Villarrica, en la escuela primaria la hermana maestra lo hacía recitar y cantar. “Me decían el Gallo Giro, porque cantaba temas mexicanos”, recuerda. Comenzó a hacer teatro gracias a su hermano Antoliano que era escenógrafo y lo llevó a la Escuela de Arte Escénico. En el año 60 falleció el director de dicha academia, Roque Centurión Miranda y, la dictadura de Alfredo Stroessner aprovechó la ocasión para cerrarla.
Ahí estudia con maestros de la talla de Manuel B. Argüello; Josefina Plá, Víctor Morínigo, Roque Sánchez, Mercedes Jané. “A ella le debo mucho, fue mi profesora y me llevó a la Academia de Espectáculos Infantiles”, contó. Trabaja con Mario Prono, con César Álvarez Blanco, y en el 65, por su militancia gremial, por su activismo, porque si, la dictadura lo mete preso junto a sus compañeros Rudi Torga, Arturo Fleitas y Ñeco Rabito.
Pasó 13 años en las mazmorras. “Por rebelde, por no callarme, porque no puedo ver la injusticia… No les dije nunca nada a mis torturadores, por eso… les dije “mátenme y punto”… Creo que esa actitud firme mía les venció”, señala.
Desde que asume en 1977 el gobierno del presidente estadounidense Jimmy Carter presiona al tirano a que respete los derechos humanos. Emilio alcanza la libertad el 15 de febrero de 1978 pero vive indocumentado durante 6 años, haciendo teatro, trabajando en changas.
Años después llega a la televisión con Manuel Cuenca y Galia Giménez, y en breve saltan al cine, filman Requiem para un Soldado y el Invierno de Gunter, dos películas que merecen ser exhibidas en la televisión nacional.
Sigue creciendo en el teatro, su historia conmueve a Jennifer Hartley y se transfoma en la obra “El Arte del Silencio”, una puesta innovadora en la que dos Emilios el joven y el adulto dialogan sobre lo vivido en prisión.
Así llegó a Gales: “Aprendí de los actores del Teatro de Shakespeare la naturalidad.
Me fui a ver los ensayos y eran sorprendentes las técnicas, la sabiduría”.
Con estos elementos Emilio compuso al Atilio de “Guaraní”. “Me fui a aprender de un pescador, lo vi tejer las redes, inclusive tome de él aquel…(tamborilea los dedos sobre la mesa). “Le copié eso, la naturalidad”, dice.
Lo estudió comiendo, en sus frases, en su gestualidad completa.
Se puso el traje.
“Actuar es imitar”, dirá.
Su papel es conmovedor y el de su partenaire en la película, Jazmín Bogarín, no le va en zaga.
Barreto sueña que este premio ayude a sancionar la ley del Cine, que se pueda crear una industria. “Talento hay de sobra, hasta el Oscar podemos llegar”, asegura contento de haberse codeado con grandes del cine en este paso por Gramado. “No llegué a verla a Sonia Braga, pero estuve con Cecilia Roth, está muy bien”, contó.
Esa semana inolvidable para él, es también una puerta a otra dimensión para nuestras artes escénicas.
“Por supuesto que le puse 10 a Guaraní y voté como Mejor Actor a Emilio Barreto”, cuenta con esa risa afable, llena de vida, de este genial artista que a sus 76 años tiene todavía mucho para dar.
Jorge Zárate

ENSEÑANDO GUARANÍ
“En el guaraní hay que escuchar bien, porque tiene cosas parecidas, sobre todo la nazalización, se tienen 6 vocales nasales y 6 no nasales. “A” quiere decir sombra, fruta y alma por ejemplo Kuarahy A (el alma del sol)”, enseña Emilio Barreto.
De enseñar la lengua nativa, ésta viviendo este gran actor premiado internacionalmente hoy y para tener la oportunidad de aprender con él, sólo hay que llamarlo al (0961) 662-663 o contactarlo en su perfil de Facebook.
Entiende que el galardón puede abrir oportunidades, pero hay que enfrentar el día a día y su pasión por el idioma lo mantiene activo. “Estoy desarrollando cursos a domicilio les pido que se junten 3 y voy a enseñar, ahora mismo tengo 15 alumnos en distintas partes. Hago traducciones, vienen alumnos del colegio, les paso cosas al guaraní les ayudo, hago la traducción de guiones de películas, terminé una documental de 70 minutos en la que se está pasando sobre trata de blancas en la que me ayudó mucho entender cómo habla un español, un colombiano, como construye la idea, para poder traducir sin caer en esa idea purista de querer inventar los nombres que son palabras larguísimas”, expone.
“No escuché una sola persona que use los términos en guaraní que se inventan para describir la tecnología, la lengua cumple una función de comunicación, para qué vamos a complicarnos”, dice.

PRUEBA DIFÍCIL
La película “Guaraní” compitió contra sus pares “Campaña Antiargentina” (Argentina), de Ale Parysow; “Carga Sellada” (Bolívia/México/Venezuela/Francia), de Julia Vargas; “Espejuelos Oscuros” (Cuba), de Jessica Rodríguez; “Esteros” (Argentina/Brasil), de Papu Curotto; “Sin Norte” (Chile), de Fernando Lavanderos; “Las Toninas Van al Este” (Uruguay/Argentina), de Gonzalo Delgado y Verónica Perrotta.

1 de septiembre de 2016

Tres años del Partido Colorado con políticas de ajuste en Paraguay


El frente social y político paraguayo, aunque desarticulado, cuestiona en las calles al Gobierno que asumió hace tres años. Desempleo, persecución y narcopolítica, en el eje de los reclamos.
El Congreso Democrático del Pueblo (CDP) pidió la renuncia del presidente Horacio Cartes al considerar que en sus primeros años de gobierno está en deuda en el aspecto social. “Sólo ha gobernado para los ricos”, plantearon sus principales dirigentes durante una manifestación realizada en coincidencia con el tercer año al frente del Ejecutivo.
El coordinador del CDP, Ermo Rodríguez, evaluó que “Horacio Cartes está reprobado como presidente de la República. El país sigue en la miseria, en la falta de empleo. El error es que sólo gobierna para los ricos y nada para los pobres”. El Congreso Democrático del Pueblo está integrado por la Federación Nacional Campesina (FNC), el Partido Paraguay Pyahurã y otros movimientos desprendidos del Frente Guasu que lidera el ex presidente Fernando Lugo.
La marcha coincidió con el repudio a la sentencia por la Masacre de Curuguaty en la que fueron condenados una decena de campesinos por los hechos ocurridos en junio de 2012. La protesta se realizó el 15 de agosto e incluyó al Palacio de Justicia, el Palacio de López (sede del Ejecutivo) y el Congreso Nacional. “Nos pone contentos la presencia masiva. Tenemos la convicción de que estamos luchando por un Paraguay diferente”, se entusiasmó Rodríguez.
Rodríguez, uno de los oradores en el cierre del acto, señaló que el gobierno “sólo nos trajo más pobreza, más agronegocio, mas persecución a los campesinos y ningún avance social”. Pidió que “todos los sectores honestos se pongan las pilas” y cuestionó a los partidos tradicionales porque sólo piensan en Paraguay “cuando se necesita hacer coyunturas políticas de cara a las elecciones”.
Entre las preocupaciones en este tercer aniversario apareció también el tema de la “narcopolítica”, término con el que se menciona la penetración en los partidos políticos tradicionales de pequeños y grandes traficantes de drogas. Este fenómeno se da fundamentalmente en el interior del país y principalmente en el Partido Colorado aunque también del Partido Liberal. Las disputas por negocios turbios y otras cuestiones terminaron con el asesinato, amenazas o agresiones de intendentes, concejales y periodistas.
El último homicidio fue el 5 de agosto pasado cuando Miguel Louteiro, intendente de Bella Vista Norte, departamento de Amambay, fue acribillado a balazos. Estaba en compañía de su secretario Celso Carballo, también asesinado, mientras hacían el reconocimiento de las reparaciones que necesitaba un puente en un camino vecinal.
Principalmente estos aspectos y la marcha de la economía quedaron reflejados en una encuesta de Ibope Cies, donde el 64% de la población rechazó la gestión de Cartes. El trabajo indica que el 41% de la ciudadanía califica de mala a la actual administración mientras que el 23% considera que es muy mala. Empleo, seguridad y salud aparecen como las áreas más sensibles y en las que no se notan avances significativos.

Endeudamiento
El Frente Guasu (FG), que conduce el actual senador Fernando Lugo, también hizo su propio balance de los tres años de Cartes. Consideró que el Presidente “intento instalar la fantasía de un Paraguay que crece y combate la pobreza a través de la captación de inversiones para la generación de puestos de trabajo (pero) desde los hechos podemos corroborar que esas promesas no pasaron de ser una ilusión que se sostiene principalmente sobre el endeudamiento del Estado”.
El párrafo hace referencia a la fallida Alianza Público Privada (APP), un sistema promovido en una de las primeras leyes que envió Cartes al Congreso en el que se prometía que grandes inversores vendrían al país para desarrollar su economía. El FG agregó que el “modelo neoliberal fallido del gobierno colorado de Cartes, con una situación de desabastecimiento en los hospitales, estancamiento del comercio nacional, falta de una política tributaria que mitigue las tremendas desigualdades sociales del país, y por ende la falta de una política de inversión social para la disminución de la pobreza y la atención a los sectores desprotegidos, pone en evidencia la insustentabilidad de su proyecto”.
En el documento que la fuerza política hizo público en relación al tercer aniversario recordó el rechazo del mandatario al impuesto a la exportación de granos en estado natural que “hubiese significado para nuestro país el ingreso de casi 400 millones de dólares anuales sobre el sector que mayor renta genera y que sin embargo hoy día aporta no más que un 3,7% de los ingresos tributarios a nuestro Estado”. La organización política recordó que “esta ley, sancionada por el Congreso, fue vetada por el presidente Cartes” y que “en el caso de la Ley de tabaco realizó un intenso lobby para frenar los impuestos y continuar por debajo de lo que se tributa en los países vecinos”.
La oposición al binomio Partido Colorado-Partido Liberal también alerta sobre el alto endeudamiento externo. Un reporte de la Sociedad de Economía Política (Seppy) recordó que “a junio de 2016 el saldo de la deuda pública total llegó a más de 6.109 millones de dólares, creció más del doble (125%) respecto del 2011 y 73% respecto del 2012”.
El documento de Seppy consideró que “el peligro que representa la deuda pública actual y su acelerado crecimiento está relacionado, en primer lugar, con el aumento de las obligaciones de deuda del Estado y la práctica del ‘bicicleteo’”. Recordó que “el plazo de vencimiento de los (bonos emitidos) es en 2023 (780 millones de dólares); 2026 (600 millones de dólares), y 2044 (1.000 millones de dólares). El pago total en concepto de interés según cada serie de bonos “soberanos” colocados superará el monto total de los mismos, al sumar 2,454.2 millones de dólares, debido a que los bonos no son amortizables y los intereses se calculan sobre el monto inicial, nominal”.
Se expone allí que esa política de endeudamiento pone en peligro a las futuras generaciones y que de no darse un cambio sustancial en las políticas económicas, la situación social puede agravarse más temprano que tarde.

Sin oportunidades
El senador Hugo Richer (FG) evaluó que, de acuerdo al estudio de la Seppy, el principal programa del gobierno “Sembrando Oportunidades” no llega al 3% de las fincas de menos de 20 hectáreas como así tampoco al 1% de los que tienen 20 hectáreas o más. En esta franja se ubica la Agricultura Familiar Campesina (AFC), otro sector de los más afectados por las políticas de Cartes. “Sembrando Oportunidades” fue presentado por el Ejecutivo como “el Programa Nacional de Reducción de la Pobreza Extrema que tiene como objetivo aumentar los ingresos y el acceso a los servicios sociales de las familias que viven en situación de vulnerabilidad”. Cuando lanzó esta iniciativa, en septiembre de 2013, el Ejecutivo definió “como prioridad la meta de reducción de la pobreza extrema del 18.8% al 9% para el 2015”. En efecto, Cartes asumió con el compromiso de combatir la pobreza pero según datos actuales 22.2 % de los paraguayos vive en pobreza, es decir, un millón y medio de personas.
En esta materia los movimientos sociales y campesinos cuestionan que el gobierno de Cartes dejó fuera de agenda la discusión de la Reforma Agraria, reclamada por el movimiento campesino y las fuerzas sociales de este país que tiene la peor distribución de tierras del mundo, donde el 3% de los propietarios tiene el 88% de las tierras.
El trabajo mencionado consigna que lejos de favorecer a los campesinos y a la Agricultura Familiar “la importación de alimentos es cada vez mayor, lo cual se refleja en los altos precios de dichos productos y sus bruscas oscilaciones; importamos más del 50 % del tomate que consumimos, 30 % del repollo y más del 90 % del ajo, la cebolla y la papa, por citar solo algunos rubros de consumo cotidiano”.
La protesta social trasciende a los campesinos y a los trabajadores irregulares. Además de las masivas marchas estudiantiles que se iniciaron el año pasado para comienzos de septiembre estaba prevista una huelga y marchas de los médicos del servicio público. Prometen atender sólo casos de urgencia en los hospitales más importantes.
Los profesionales de la salud pública cuestionan la falta de respuesta a sus reclamos. El dirigente médico, Lirio Irala, explicó que desde hace dos años piden aumento del presupuesto de Salud y también una baja de 40 a 25 años de aporte jubilatorio de los profesionales. “Así como estamos, esto significa que tendremos compañeros trabajando hasta los 75 u 80 años de edad para jubilarse y eso es inhumano”, denunció.
Desde Asunción,
Jorge Zárate