24 de abril de 2017

Atilio Borón: “Si hay elecciones hoy en Paraguay gana Lugo”



“Estoy viendo este proceso con optimismo porque si hay elecciones hoy en Brasil, gana Lula, si se hicieran en Paraguay, por lo que estuve viendo y leyendo, gana (Fernando) Lugo, en Argentina ganaría Cristina (Fernández), con todas las limitaciones que tuvieron estos gobiernos… ¿Cuáles son las alternativas mejores”, se preguntó el politólogo argentino Atilio Borón al analizar la realidad continental.
Fue durante una entrevista que mantuvo el pasado viernes 21/4 con los periodistas Santiago Ortíz y Carlos Gonçalvez en el programa Red Pública de Radios que se emite por Radio Fe y Alegria que se sintoniza en 1330 AM (Haga click aquí para escuchar el audio desde el minuto 45 en adelante).
“Yo no fui kirchnerista, nunca, pero apoyé las buenas políticas que hicieron y, en el caso de Paraguay, la política exterior de Lugo estaban en línea con lo que teníamos que hacer en ese momento. Después los detalles de las políticas interiores pueden tener problemas, pero me parece que uno tiene que mirar el gran cuadro. No podemos mirar el árbol, sino el bosque, y mirar quién es el que quiere venir a llevarse todo el bosque. Estados Unidos quiere venir a llevarse el agua de Paraguay para decirlo claramente, porque en el 2040, tendrán un problema grave con el agua. Entonces un gobierno que no tome esto en cuenta se está condenando a su propia ruina”, apuntó.

Borón brindó varias conferencias en la semana y fue polémica la suspensión de una que tenía prevista para analizar el inicio de la era de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos en la Universidad Católica (UCA), en un claro episodio de censura ideológica de parte de la casa de estudios.
Hablo en en el Instituto de Trabajo Social sobre la vigencia del libro “El Capital” de Karl Marx y conversó con estudiantes de Sociología y de la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) en sus respectivas sedes con sus agudas observaciones sobre la realidad mundial y continental, principalmente. También entrevistó al ex presidente Fernando Lugo para un documental que prepara.
En la entrevista radial dio su visión sobre los hechos ocurridos en el país en el marco de la discusión de la enmienda para permitir la reelección presidencial: “Me sorprendió mucho, quisiera ver quiénes fueron los instigadores de todo eso, me parece que haber actuado de esa manera no ayuda para nada. Yo no soy adorador del estado burgués y de sus instituciones, pero me parece que no es la manera de superarlo apelar a actos de violencia como ésta.
El tema de la enmienda me parece que debe aprobarse, no veo por que razón hay que censurar la posibilidad de que personas que fueron presidentes y consiguieron aprobación en la sociedad puedan volver a presentarse. Porque no dicen lo mismo en Europa, por qué no se lo dicen a Angela Merkel que va por un tercer mandato sin que nadie diga nada.
Hay una curiosidad, se que el gobierno norteamericano está muy interesado en que no se apruebe esa enmienda con un argumento falaz que es el de la alternancia, que no se lo aplican a los amigos. El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, lleva 17 años al frente de la ciudad y no escuchás ninguna denuncia sobre el tema porque es de la derecha fascista. Creo que si los pueblos pueden elegir, hay que darles las facilidades, para que sea presidente.
A favor de la enmienda en Bolivia, hay que dejar que Evo se presente, que Cristina Fernández se presente, lamentablemente no la dejaron, porque hubo una ley que lo impidió, pero eso es robar las atribuciones del pueblo.
Eso de poner un obstáculo insalvable para que fulano o mengano no se presente me parece una política condenada al fracaso”, consideró.
Evaluó a los gobierno progresistas que irrumpieron en la escena latinoamericana: “Vale decir que estos son gobiernos que no son revoluciones, no lograron cambiar la estructura económica de nuestros países porque es algo que no se hace en 4 o en 6 años. El hecho que se le pusieran límites a las multinacionales, que se recuperara soberanía sobre recursos como el petróleo, hacen diferencia. Lógico que no son revoluciones, en América Latina la única revolución es la de Cuba, el resto son procesos, algunos más radicales y otros moderados. Los aciertos de estos gobiernos progresistas fueron superiores a los errores, pero igual no me conformo, me parece que hay que avanzar más, se hizo más en Bolivia, Venezuela, Ecuador que lo que se hizo en el Cono Sur. Los cambios en la estructura institucional del estado de los tres países mencionados, las reformas constitucionales, les dotaron de herramientas para mejorar sus democracias”, consideró.
Retomando el hilo histórico remarcó que: “El camino fundamental lo trazó Bolívar en 1815, “Unidad, unidad y más unidad”, somos una sola gran nación que se tiene que unificar, por eso Estados Unidos sabotea la unidad de América Latina, porque en la dispersión somos pollitos indefensos, ni siquiera Brasil se puede defender. Chávez fue un visionario, por eso creo Unasur, Celac, Alba, Petrocaribe, Telesur, logró darle al proyecto bolivariano un contenido concreto que cambió la naturaleza de nuestra región”.
Para la actualidad política de nuestros países recomendó asumir “debates importantes, dejar el pesimismo para tiempos mejores, tratar de avanzar en la consecución de grandes acuerdos y seguir con la lucha antiimperialista porque vienen por nuestros recursos naturales porque para mantener el patrón de vida de los Estados Unidos requiere de ello. Tenemos que suspender la discusión sobre temas que no son centrales”, dijo.

Capitalismo criminal
Al analizar la situación mundial expuso que el capitalismo “no se repone de la crisis del 2008, está buscando nuevas fronteras para ampliar su tasa de ganancias, China juega un papel fundamental en esta cuestión. Por eso, la superación histórica del capitalismo es un proceso que va a durar todavía décadas, pero a pesar de ello creo que eso no nos tiene que desalentar. Hay que saber que la lucha es larga y tenemos que tener una estrategia para superarlo”, apuntó.
“Hay que combinar la rebeldía con la planificación estratégica, por donde vamos a recortar los privilegios del capital. Me parece imperativo. Tenemos que ver qué cosas le vamos cuestionando al capitalismo, por ejemplo el tema de la medicina y la salud pública que no pueden serguir viéndose como un negocio, debería entendérselos como un derecho y a partir de allí tener una administración pública del estado, a través de empresas estatales, o con una gestión muy fuerte, que la salud no sea más una mercancía, avanzar en esta dirección. Lo mismo en la educación, en la seguridad social, un amplio abanico de problemas que se pueden atacar e ir desmontando la maquinaria del capitalismo. La voz de orden nuestra tiene que ser desmercantilizar todo lo que fue mercantilizado”, indicó.
Agregó entonces: “Creo que la acumulación es un crimen de lesa humanidad, cuando un 1% posee más que lo que posee el 99%, es una forma de genocidio silenciosa, una eutanasia de los pueblos del tercer mundo, de los niños, los viejos, es realmente un crimen. La legalidad burguesa no considera esto como un crimen sino como un negocio y nos considera malos perdedores cuando no aceptamos todo esto. Tenemos que plantear seriamente que esto es un crimen organizado, el de las mega corporaciones, ayer hablaba de las 147 empresas que dominan el 40% de la economía mundial. Estamos en manos de una pandilla de delincuentes de cuello blanco. No funcionan como Al Capone, como las mafias tradicionales, pero tienen un efecto letal. Leía hace unos años un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) donde se informaba que mueren 100 mil personas por día por causas evitables, sobre todo niños. En poco más de dos meses desaparece el Paraguay en todo el año Colombia, son muertes provocadas por este sistema y me digo, esta gente no va presa, son asesinos seriales”, expuso.
Continuando con el análisis recordó que “en un año y medio, el capitalismo a nivel mundial mata más gente que la Segunda Guerra en 6 años. Japoneses y alemanes terminaron enfrentando juicios y muchos fueron a la horca por crímenes de lesa humanidad. Entonces, estos que matan más, ¿no deberían ser condenados por crímenes de lesa humanidad?… Alguna gente se horrorizó por lo que dije, pero después les aclaré que se les conmutaría la pena y se les expropiarían todos sus bienes porque la tierra no resiste más esto. Seguir con este patrón irracional de consumo hace que se necesiten 5 planetas y medio, cómo vamos a hacer? Tenemos que parar esto, pero cómo lo vamos a hacer si son intereses tan poderosos que comprar políticos, jueces, periodistas”.

Medios
“La prensa se protege argumentando la libertad de prensa, pero hay que contraponer el derecho a la información, que es superior”, indicó a la hora de evaluar el desempeño de los megamedios de comunicación. Recordó que 5 corporaciones conducen la noticia televisiva mundial.
“Pónganse en guardia contra los medios de comunicación, descrean, es fundamental no creerles, reconozcan lo que dijo el propio Trump que echó a los periodistas del New York Times, a la CNN, al Wall Street Journal de una conferencia de prensa diciéndoles que las organizaciones para las que trabajaban eran mentirosas”, apuntó.
“Si los medios no son democratizados, la democracia es una rutina sin sustancia, si tenemos estos medios así no ayudarán a la democracia. Por eso las radios comunitarias y las redes sociales están haciendo un gran trabajo, ayudando a la democracia por que los sectores populares comienzan a saber que la lucha por el bienestar pasa también por tener medios confiables”, dijo.
Jorge Zárate

No hay comentarios: