5 de diciembre de 2009

Lugo enfrenta la escalada golpista de la derecha




Tensión: el ganadero Fidel Zavala fue secuestrado el 15 de octubre en su estancia de Paso Barreto, Concepción. El secuestro es utilizado por la derecha opositora para crear un clima de caos en el gobierno de Lugo. La creciente ola golpista obligó al Presidente a remover a 39 jefes militares. Aunque la interna castrense se apaciguó con las remociones, el peligro para el Gobierno continúa: si Zavala es ejecutado por la guerrilla del Ejército Paraguayo del Pueblo (EPP), quien se atribuyó su cautiverio, se estaría ante un agudo escenario de desestabilización.
“Mi gobierno no es ni será indiferente ante esta situación. Estamos radicalmente en contra de este tipo de acciones que no tienen ninguna justificación humana ni política”, dijo Fernando Lugo en respuesta a la escalada de la derecha que alienta la posibilidad de un golpe de Estado o un juicio político en su contra por el secuestro del ganadero Fidel Zavala. Zavala fue secuestrado el 15 de octubre en su estancia familiar Doña Mabel, ubicada en Paso Barreto, Concepción. La creciente ola golpista obligó al presidente Lugo a remover a 39 jefes militares por considerar que existían “bolsones golpistas” en las Fuerzas Armadas. Aunque la interna militar se calmó con las remociones, el peligro para el Gobierno continúa: si Zavala es ejecutado por la guerrilla del Ejército Paraguayo del Pueblo (EPP), que se atribuyó su cautiverio y reclama 5 millones de dólares para su liberación, se estaría ante un escenario de desestabilización agudo. Tropas policiales de elite, entrenadas en Estados Unidos, pusieron en marcha el Operativo Triángulo, destinado a “desbaratar” al EPP cuya área de influencia estaría delimitada en el triángulo constituido por las localidades de Huguá Ñandu, Paso Barreto y Puentesiño en el departamento de Concepción, a unos 350 kilómetros de la capital nacional. La puesta en marcha del operativo consiguió los elogios de la Federación de la Producción, la Industria y el Comercio (Feprinco) y la resistencia de buena parte de los movimientos sociales quienes temen que se desate una nueva ola represiva contra la organización campesina y popular. Por su parte, la familia de Zavala pidió al Gobierno que “no se meta para facilitar la devolución con vida” del ganadero secuestrado hace más de un mes.
Ejército Paraguayo del Pueblo
“Hay policías y fiscales que están tapando al EPP. No generalizamos, pero hay gente que está metida en la mafia, en el tráfico, y esa gente está vinculada con el equipo de secuestradores”, dijo el gobernador de San Pedro, José Ledesma, aliado incondicional del presidente Lugo. El Ejército Paraguayo del Pueblo tendría unos 50 integrantes y un área de influencia en los departamentos de San Pedro y Concepción, en el límite con Brasil. Allí conviven campesinos pobres (un alto porcentaje sin tierras) junto a grandes latifundistas. Al EPP se le han atribuido por lo menos cuatro secuestros: el de María Edith de Debernardi (2001), el de Cecilia Cubas (hija del ex presidente Raúl Cubas, asesinada por sus captores en 2004), el de Luis Lindstron (ganadero de San Pedro, 2008) y el de Fidel Zavala Serrati (ganadero de Concepción, actualmente secuestrado). La policía dice tener pruebas de que sus miembros han sido entrenados por integrantes de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc). Por el secuestro de Debernardi fueron detenidos varios ex activistas del Partido Patria Libre (PPL): Alcides Oviedo Brítez, su esposa Carmen Villalba y Aldo Meza, los primeros en hablar de la existencia del EPP. Sin embargo, vale recordar que sectores vinculados a las mafias y las fuerzas de seguridad son los principales secuestradores en Paraguay. En febrero de 2005, el diario argentino Clarín tituló una noticia: “Paraguay, 24 secuestros y 9 millones de rescate en sólo cuatro años. En la mayoría de los casos participaron policías”.
Embestida
Varios de los voceros de la oposición que controlan la mayoría parlamentaria anunciaron su pretensión de hacerle un juicio político al Presidente. El más burdo fue el senador Alfredo Jaeggli (Plra): “Yo creo sinceramente que el Presidente se va en poco tiempo”. Después confesó que existía un plan para “sacarlo” a través del juicio político “porque es un inútil”. Jaeggli agregó: “en seis meses ya no le echas porque estos grupos se están fortaleciendo”, dijo en relación a las fuerzas sociales que apoyan a Lugo. Deslizó entonces que si Lugo “se queda cuatro años más esto se vuelve Bolivia, Venezuela, Ecuador, Nicaragua… irá cortando las libertades”. Dirigiéndose a los parlamentarios dijo: “Absolutamente así va a ser… si Lugo no es echado él los echará a ustedes”. Jaeggli, quien preside la Comisión Bicameral de Presupuesto añadió: “Mientras tanto le sacamos el dinero y le voy a sacar más todavía”, criticando a la Secretaría de Acción Social (SAS) por practicar “prebenda política”. En respuesta, tras meses en los que se especuló con sus intenciones de asumir la titularidad del Ejecutivo a través de la destitución del Jefe de Estado, el vicepresidente Federico Franco dijo: “Claro que sí es grave (en referencia a la declaración realizada por Jaeggli)”. El otro vocero del juicio es la espada de los colorados (Asociación Nacional Republicana) en el Senado, Juan Carlos Galaverna. “Yo pienso que él (Lugo) está involucrado (en el secuestro). Desde el año pasado anuncié la búsqueda del caos para emerger con la suma total del poder como el Proyecto Chávez”, dijo. La gran prensa también se mostró preocupada por el aterrizaje de un Hércules C 130 de la Fuerza Aérea Venezolana que bajó en escala técnica en el aeropuerto de Asunción. En un plenario, organizado por el Espacio Unitario Popular, nucleamiento de partidos de izquierda que respaldan al presidente, Lugo expuso: “Unos pocos que se acostumbraron a enriquecerse a costa del erario público y la corrupción, hoy se escudan en sus fueros, su poder económico y en los grandes medios de propaganda para realizar una campaña en contra del avance de los cambios. Quieren dictar cátedras de democracia, mientras sus alforjas están llenas de actitudes criminales, antidemocráticas, golpistas y son los responsables de la miseria y postración en que se debate hoy el pueblo en general. El pueblo es quien tiene la palabra y serán los habitantes de este país quienes decidirán el futuro que desean para sus hijos… no serán aquellos personajes quienes se enriquecieron con el bien público los que marcarán el rumbo en el Paraguay”.
Desde Asunción, Jorge Zárate



El apagón
Las explicaciones técnicas sobre el apagón que el 10 de noviembre dejó a oscuras a 18 de los 26 Estados de Brasil y a Paraguay no satisfacen a nadie. Unas 60 millones de personas se quedaron sin luz y en algunos casos sin agua debido a la falta de electricidad. En Paraguay, el apagón tuvo también otras connotaciones. El diario La Nación publicó en la tapa de la edición del día siguiente que el presidente Lugo se refugió en el batallón Escolta Presidencial, vecino a la residencia Mburuvicha Roga (La Casa del Jefe, en guaraní) “por temor a un golpe”. La versión fue desmentida luego por el Ejecutivo. El presidente de Brasil, Luiz Inacio Da Silva dijo: “Tiene que haber una investigación que siga todas las pistas para descubrir lo que de verdad sucedió. Si el sistema es robusto y eficiente como creemos y producimos la energía que queremos, ¿por qué tuvimos este desastre?”, se preguntó. En principio se había dicho que unos rayos cayeron sobre las líneas de transmisión y afectaron a la represa de Itaipú que genera el 87% de la energía que consume Paraguay y el 20% de la de Brasil, cuestión que fue rebatida por técnicos con el correr de las horas. La falla eléctrica se produjo tres días después de que el programa noticioso 60 Minutes de la cadena estadounidense CBS reportara que otros dos apagones masivos en Brasil habían sido provocados por piratas cibernéticos o hackers. En Brasil se señala que el apagón afectó la posición de Dilma Roussef, ex ministra de Energía y candidata de Lula para que lo reemplace en la presidencia durante el próximo período. En Paraguay, se teme por el acuerdo que se alcanzó recientemente con Brasil y que debe ser ratificado por el Congreso por el que se recibirán al menos unos 300 millones de dólares anuales más en compensación por la venta de energía. El coordinador de la Comisión de Entes Binacionales, Ricardo Canese, reconoció que no es fácil la aprobación del acuerdo, pero dijo confiar en el “claro liderazgo de Lula: tenemos la convicción de que será aprobado por el Congreso brasileño”. El temor es que la derecha de Brasil puede aducir la fragilidad energética para postergar el justo reclamo paraguayo.

J.Z.






Correo de un ganadero convoca a organizar grupos armados
A través de la circulación de un correo electrónico, que se reproduce a continuación, el ganadero, Eduardo Avilés, llama a la conformación de grupos armados paramilitares. La violencia de este mensaje se suma a la declaración del legislador oviedista, Víctor Yambay, quien aseguró que “el sector ganadero tiene la fuerza suficiente como para destituir a Lugo del poder”. “Ya es hora de colocarnos los pantalones. Es tiempo de combatir a estos comunistas que quieren destruir nuestro querido Paraguay como hicieran los allendistas en Chile. Cuántos países, hermanos e hijos tuvimos que enterrar para poder reaccionar. Cuánto luto y dolor tendrán que soportar nuestras madres, esposas o hijas antes de liquidar esta peste representada por los subversivos comunistas. Todos sabemos que este gobierno no solamente los esconde y los ayuda, les da dinero y alimentos, sino que cierra los ojos ante el avance de la guerrilla, en vez de capturar a esos bandidos y ejecutarlos en el lugar donde sean encontrados. Los verdaderos responsables de todo esto son Fernando Lugo, López Perito, Marcial Congo, Camilo Suárez (los intelectuales), Pakoba Ledesma, Elvio Benites y otros (los idiotas útiles), Magda Meza, Cetrine, etc, etc. (los ejecutores). Es hora de despertar:

1. Juntar dinero para liberar al amigo Fidel Zavala. 2. Juntar dinero para organizarnos, como ellos, pero en sentido contrario (en Chile, los años 1970, dio resultado). 3. Juntar dinero para que tengamos los Aire-15, AK-47, etc. 4. Perseguir, capturar y liquidar físicamente a todos los comunistas que atentan contra nuestras vidas y posesiones. 5. Comunicar públicamente al gobierno del Sr. Lugo que su fiesta está acabando, que su idílio con Chávez, Morales, Correa, Castro y otros tiene los días contados. Que Filizzola (ministro del Interior) sepa que, o hace algo para terminar con todo eso, o que esté pronto para salir del país. Yo personalmente ya viví y pasé por por todo eso y no permitiré que vuelva a ocurrir con mi nuevo y querido país, mucho menos con mi familia y mis amigos. En estas situaciones, debemos unirnos, estar dispuestos a matar y a morir, o sino seremos víctimas como fueron los salvadoreños, los cubanos, los colombianos y los bolivianos. Por la formación del Mando Anticomunista Paraguayo (CAP)”. Según el expediente de la investigación del asesinato del ex comandante del Ejército de Chile, general René Schneider, Avilés estuvo involucrado en dicho acto ocurrido el 23 de octubre de 1970, en Santiago de Chile.

1 comentario:

Sergio Schneider dijo...

Muy buen blog, con el compromiso de siempre, Jorge.
Un abrazo y el reconocimiento a tu laburo.