14 de noviembre de 2011

Estudiarán factibilidad de línea eléctrica de alta tensión y un gasoducto entre Paraguay y Bolivia

Ambos países tienen importantes excedentes energéticos que pueden exportarse a los vecinos de Mercosur.

"La idea es estudiar, a nivel de factibilidad, una integración energética de gran escala entre el Paraguay y Bolivia en el marco del Urupabol”, explicó Ricardo Canese, diputado del Parlasur y coordinador de la Comisión de Entes Binacionales Hidroeléctricos (CEBH).
Fue durante el taller de Integración Energética Paraguay-Bolivia que se desarrolló a principios de este noviembre en el Hotel Guaraní de Asunción que abrió una etapa de estudios que concluirá en abril de 2012.

Una línea eléctrica de 500 kilovoltios (Kv.) entre Tarija (Bolivia) y la Gran Asunción (Paraguay), que ayudaría al consumo interno en el país vecino con la construcción de una central de ciclo combinado. Los excedentes se podrían exportar a través de Paraguay.
Vale señalar que ambos países tienen importantes excedentes energéticos que bien pueden exportarse a los vecinos de Mercosur que tienen déficits estacionales tanto de gas como de energía eléctrica.
La construcción de un gasoducto o una línea eléctrica, o una combinación de ambas planteó el consultor de la CEBH, Mario Vignolo en su exposición en la que destacó que dicha integración se puede proyectar en la región, conectando a Uruguay, socio del Urupabol y también Argentina, Brasil y Chile.
Se estudiará entonces la factibilidad, es decir se analizarán costos, ingresos y la rentabilidad de tres posibilidades:
  • Una línea eléctrica de 500 kilovoltios (Kv.) entre Tarija (Bolivia) y la Gran Asunción (Paraguay), que ayudaría al consumo interno en el país vecino con la construcción de una central de ciclo combinado. Los excedentes se podrían exportar a través de Paraguay.
  • También un gasoducto desde Bolivia a Paraguay, con la instalación de una central de ciclo combinado en Asunción para la producción de energía eléctrica y su posterior comercialización a los demás países.
  • La tercera factibilidad en estudio es una combinación de ambos emprendimientos, la línea eléctrica y el gasoducto.
“Esto nos da la posibilidad de desarrollar un mercado de gas natural en Paraguay que es un energético que no está explotado en este país”, apuntó Vignolo durante el taller del que participaron técnicos y diplomáticos de ambos países.
La consultora encargada de la tarea deberá indicar y cuantificar los impactos positivos o negativos a nivel social y ambiental de cada opción en cuanto a empleos generados y reducción de gases de efecto invernaderos, entre otros puntos, se informó.
También un gasoducto desde Bolivia a Paraguay, con la instalación de una central de ciclo combinado en Asunción para la producción de energía eléctrica y su posterior comercialización a los demás países.
De la jornada que fue inaugurada por Jorge Lara Castro, ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, participó Roberto Peredo Echazú, viceministro de Electricidad y Energías Renovables de Bolivia.
La viceministra de Minas y Energía de Paraguay, Mercedes Canese, anticipó que el presidente Fernando Lugo pretende avanzar en la adopción de un Tratado Energético durante su presidencia pro témpore de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

No hay comentarios: