13 de marzo de 2016

Sospechosa desinversión y colapso en el servicio eléctrico del país




paraguay

Un apagón de proporciones en Asunción despertó dudas sobre intentos de privatización por parte del gobierno de Horacio Cartes. Paraguay es uno de los principales generadores de energía de Suramérica.

Dos grandes incendios en estaciones de distribución de la estatal Administración de Electricidad (Ande) en dos de las principales ciudades de la Gran Asunción dejaron a más de 300 mil usuarios sin energía eléctrica por varios días y causaron muchos inconvenientes y protestas callejeras. Especialistas y organizaciones políticas y sociales adjudicaron al gobierno del presidente Horacio Cartes la intención de desfinanciar la compañía para luego privatizarla.
Los hechos que afectaron a las plantas ubicadas en Lambaré y San Lorenzo se produjeron en medio de una ola de calor que en febrero pasado registraron temperaturas de más de 40 grados, lluvias y tormentas eléctricas.
El 29 de febrero vecinos y organizaciones protagonizaron una marcha “contra la privatización de la Ande”. Pidieron la realización de una auditoría; reducción de la tarifa para ciudadanos comunes y un incremento tarifario para multinacionales y grandes fábricas. La movilización fue convocada a través de las redes sociales, entre ellas Paraguay Despierta, una ONG que pregona “unir a los paraguayos en una sola voz” dejando de lado “el fanatismo de los colores”.
Nilda Sosa, militante de esta organización, denunció que “con toda esta situación lo que quieren es probar que la administración pública no funciona y que lo único que podría andar es una administración privada”. Reiteró que “creemos que el propio Ejecutivo mandó a hacer esto (los incendios en las estaciones de energía) para después plantear la privatización”.
El experto en temas energéticos del Frente Guasu, Ricardo Canese, diputado del Parlasur, indicó que el problema principal radica en la falta de inversión de la estatal en equipos y en nuevas redes de distribución.
A su turno, el analista de temas eléctricos y ex consejero en la binacional Yacyretá, Ramón Montanía, recordó que en Paraguay “tenemos energía que estamos regalando, países que revenden nuestra energía a precio de oro y nosotros no podemos utilizar aún esa energía por falta de obras”. Afirmó que “estamos muy atrasados en cuanto a la pérdida de energía, la Ande tiene una pérdida que ronda el 35%. Es una de las empresas más ineficientes de la región”.
Malos ejemplos
Sobre finales de mes los técnicos de la Administración Nacional de Electricidad conectaron en forma provisoria una subestación móvil para alimentar la zona afectada por el incendio en la planta de San Lorenzo. Las autoridades de la compañía admitieron que la restitución total de equipos y conductores dañados “podría demorar más de un año”. Víctor Romero, funcionario de Ande, explicó que “primero se debe definir el proyecto y luego, iniciar el proceso licitatorio”.
Romero no descartó nuevos cortes en el suministro puesto que las conexiones se realizaron en forma precaria y admitió que la mayoría de las instalaciones de las estaciones de San Lorenzo, Lambaré y Luque –las de mayor consumo– “ya cumplieron su vida útil”.
La ex viceministra de Energía durante el gobierno de Fernando Lugo, Mercedes Canese, recordó que la experiencia privada en el país no es de las mejores. Puso como ejemplo el caso de la Compañía de Luz y Fuerza SA (Clyfsa) de Villarrica, capital del departamento del Guaira, y recordó que las privatizaciones provocaron precarización del servicio, desinversión, aumento de tarifas y la fuga de capitales al exterior, en todos los países donde se las aplicó en el sistema eléctrico.
“Esta es una empresa (Clyfsa) que apenas cubre el radio urbano de una pequeña ciudad del Paraguay, sin líneas de transmisión ni mucho menos generadores propios. Sólo compra la electricidad de la Ande, a un precio subsidiado además por todos nosotros, y, además, operando en forma inconstitucional e ilegal”, alegó. Canese sostuvo que “con esa realidad (la compañía) tiene márgenes de utilidades superiores a los 500 millones de guaraníes al mes (casi 90 mil dólares) “con lo cual es muy fácil hacer las pocas inversiones que necesita una pequeña ciudad como Villarrica”.
Caminos posibles
El Sindicato de Trabajadores de la empresa de energía (Sitrande denunció la “irresponsabilidad del gobierno del presidente Horacio Cartes” en materia energética. “La mayor riqueza de Paraguay es la energía hidroeléctrica por la que el país apenas recibe 500 millones de dólares al año”, recordó. Agregó que “la Ande es propietaria de Itaipú y Yacyretá pero no recibe ningún beneficio de esta situación”.
En un comunicado en el que revisa las causas estructurales del colapso sufrido este verano Sitrande recordó que a la empresa “se le quitó su autarquía, se la hace trabajar a pérdida, para que no se pueda invertir para mejorar el servicio y se la vacía, obligándola a entregar energía por debajo del costo a grandes empresas, entre ellas a las ilegales concesionarias Clyfsa en Villarrica y a las colonias menonitas del Chaco que con la energía regalada obtienen grandes beneficios”.
El sindicato puntualizó también que las privatizaciones fueron un fracaso en toda la región y que la política de tercerización aplicada desde “hace décadas” en la empresa “ha impactado en la calidad del servicio porque los trabajos son caros y de mala calidad”.
Informó a su vez que la inversión en personal insume un 12% del presupuesto de la empresa “pero nada se hace para reducir el 88% de los otros costos como sería el de reducir el de la compra de la energía, donde ya deberían computarse como pagadas las deudas por la construcción de Itaipú y Yacyretá, pero el gobierno no hace nada para eliminarlas”.
Mencionó el histórico aporte que la empresa hace al erario público y a los millones de dólares que deja de percibir por no cobrar las facturas del servicio de electricidad a los entes públicos. Consideró que la solución a los problemas de la institución pasan por recuperar “la plena autarquía, como tenía hace 25 años y se le quitó a propósito para debilitarla en primer lugar y luego privatizarla”.
El sindicato también pidió modificar las leyes de Administración Financiera y de Contrataciones Públicas “de manera que la Ande tenga mucha más agilidad para realizar compras y atender los requerimientos de servicios de forma inmediata con recursos propios aunque siempre bajo estricta supervisión de las entidades de control”.
Finalmente el comunicado destacó que “lo importante del caso fue la reacción de las organizaciones y de la comunidad en general que lejos de gritar “privatización” como al parecer se pretendía exigieron mayor información y transparencia en la gestión de la empresa pública”. La estabilidad económica de la empresa se podría ayudar con “inversión en obras proyectadas y un saneamiento importante en sus intermediaciones y tercerizaciones de servicios”.
Desde Asunción,
Jorge Zárate
Desembarco de la rusa Gazprom
El presidente de Petróleos Paraguayos (Petropar), Rómulo Campos, anunció que la empresa pretende firmar un acuerdo en junio próximo con la estatal rusa Gazprom, la más grande del mundo en cuanto a la exploración y explotación de gas y una de las más importantes en extracción y comercialización de petróleo.
“Estamos trabajando en un acuerdo de confidencialidad a modo de ir intercambiando datos y poder concretar un acuerdo energético entre ambas naciones”, manifestó Campos. Según trascendió a la prensa, ambas partes analizan la posibilidad de trabajar en la exploración y producción de petróleo y gas natural, la importación de asfalto y un posible acuerdo para el desarrollo de lubricantes.
En ese sentido ambas empresas explorarían en los tres bloques que tiene Petropar en la Región Occidental del país, más conocida como Chaco paraguayo, con el afán de encontrar petróleo o gas.

Nueva Marcha del Campesinado Pobre

La Federación Nacional Campesina (FNC) realizará en Asunción los próximos 17 y 18 de marzo la XXIII Marcha del Campesinado Pobre “por Reforma Agraria y por un Gobierno Patriótico y Soberano”. La organización anticipó que “será una Jornada de Protesta Nacional en la que participará no solamente el campesinado, sino también diferentes sectores: estudiantes, obreros, todos los afectados por esta política de Estado”.
La secretaria general de la FNC, Teodolina Villalba, expresó que los campesinos “necesitamos un gobierno que responda al desarrollo nacional, porque el que tenemos ahora es vendepatria”. Denunció que la gestión de Horacio Cartes “está entregando nuestro patrimonio nacional. Y cada vez más va dejando al pueblo en la miseria, sigue hasta ahora aumentando el latifundio en nuestro país. Cada día más crece la miseria en nuestro país: sin salud, sin educación, sin trabajo, sin vivienda”.
“Debido a la falta de reforma agraria en nuestro país, cada vez más las inundaciones afectan al pueblo paraguayo, porque no tenemos un desarrollo nacional que permita a nuestros compatriotas tener fuentes dignas de trabajo, sin ser expulsados ni obligados a migrar”, recordó.

No hay comentarios: