8 de septiembre de 2017

Paraguay se apronta para las presidenciales

paraguay 1
Tras el llamado oficial para 2018, partidos y alianzas ensayan las primeras voluntades. Lugo cosecha adhesiones y dudas, el Plra escucha propuestas y el presidente Cartes busca afianzar su candidato.
Los primeros en mover las fichas para las elecciones de abril próximo fueron los espacios de izquierda y progresistas. Y el ex presidente y actual senador Fernando Lugo concentró buena parte de las miradas, no exentas de dudas, incertidumbres y cuestionamientos. El principal referente del Frente Guasu (FG) inscribió el movimiento “La Patria Primero” desde el cual busca construir a partir del FG una alianza con sectores de los partidos Liberal y Colorado y quizá también con Avanza País, que lidera el intendente de Asunción, Mario Ferreiro. “Cada uno aportará su grano de arena en este proceso de fortalecer la institucionalidad democrática”, dijo sin dar mayores precisiones sobre su estrategia.
Públicamente el ex obispo aceptó encabezar la lista de candidatos a senadores por el Frente Guasu pero a su vez intentará, antes del 20 de octubre, un acuerdo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que le permita competir para ser nuevamente presidente en las elecciones del 22 de abril del año próximo. Ese día vencen las inscripciones para los cargos electivos.
La presidente del Frente Guasu, Esperanza Martínez, dio la noticia a finales de agosto: “(Lugo) nos comunicó que acepta ser el senador número uno”. La propia Martínez es considerada eventual candidata a presidente en caso de que se bloquee definitivamente el camino legal para que Lugo se postule. “En breve vamos a terminar una lista de temas estratégicos y programáticos que será nuestra carta de discusión para la construcción de alianzas”, agregó Martínez.
Señaló que las formaciones aliadas al FG siguen debatiendo los candidatos a presidente y vicepresidente que van a presentar o apoyar. Varios dirigentes admiten que una opción es la reedición de una nueva alianza con el Partido Liberal (Plra), el mayor de la oposición.
De concretarse una alianza con el Plra, cuyo candidato sería el presidente de este partido, Efraín Alegre, se reeditaría una alternativa electoral que ya favoreció a Lugo cuando fue elegido presidente en 2008.
La dirigente del FG se sinceró: “ya tuvimos elecciones, ya ganamos elecciones y hemos fallado en este acuerdo de hacer juntos un gobierno y tener gobernabilidad y tener hoja de ruta. Si no tenemos eso no tiene sentido estar en ninguno de los cargos”.
La idea del FG, que hoy tiene cinco legisladores, es aumentar en el próximo período parlamentario que iniciará en 2018 el número de sus representantes en la Cámara de Senadores, que tiene 45 escaños.
Mientras se dirimen asuntos legales y las alianzas políticas, la prensa patronal sigue atacando a Lugo, dando clara cuenta de que no le será fácil el intento de insistir con su habilitación para la carrera presidencial. Con campañas burdas intentaron vincularlo con la guerrilla fantasma Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), que según el Gobierno opera en los departamentos de San Pedro, Concepción y Amambay.

Pujas y sondeos
En la misma línea preelectoral se anota la campaña por las internas del oficialista Partido Colorado, donde el delfín del presidente Horacio Cartes corre con ventaja. El ex ministro de Hacienda, Santiago Peña, disputará la candidatura presidencial con el senador Mario Abdo Benítez y, de acuerdo a los sondeos, tendría una leve ventaja.
Por el lado del opositor Partido Liberal, todo parece indicar que el candidato a presidente será Efraín Alegre, su actual líder, que según encuestas se impondría en las elecciones primarias del próximo 17 de diciembre, fecha en que tendrán lugar las internas partidarias simultáneas.
No se espera que la candidatura de Peña despierte adhesiones masivas de acuerdo a lo que reflejan los encuestadores que sondean distintos escenarios. En esta situación, sin candidatos imponentes, cobra fuerza la posibilidad de una alianza del sector de Alegre con el intendente de Asunción, Mario Ferreiro, de la coalición Avanza País. El jefe comunal de la capital paraguaya llegó incluso a abrir la posibilidad de acompañar a Alegre en una fórmula a pesar de que el peso electoral del eventual acuerdo se consigue con Ferreiro como candidato a presidente según los muestreos que se conocieron durante el año.
La Justicia Electoral (Tsje) convocó para el 22 de abril a elegir 408 cargos: presidente y vicepresidente, 17 gobernadores departamentales y 246 miembros de las juntas departamentales. También 18 parlamentarios del Mercosur, 45 senadores nacionales y 80 diputados.
Asunción perdió una banca en la Cámara de Diputados debido al descenso de su población, por lo que quedará con siete diputados en el período 2018-2023, y se le agregará al departamento Central uno más, con lo cual pasará de 19 a 20 bancas. Actualmente Paraguay cuenta con 4.238.138 electores registrados.
Desde Asunción,
Jorge Zárate
 
Mujeres víctimas de delitos sexuales
Una víctima de femicidio cada nueve días. Esta es la alarmante cifra que arrojó un estudio del Ministerio de Salud (MSP) de Paraguay sobre la violencia contra la mujer. El trabajo señala que las mujeres constituyen el 94% de las víctimas de coacción sexual y violación en el país. Las agresiones se dan “con más frecuencia y en mayor proporción” y la violencia no es sólo física y sexual sino también verbal o económica. El 12% de las llamadas al teléfono de emergencias 911 fueron por violencia familiar y es el segundo hecho punible más denunciado ante el Ministerio Público.
Las autoridades sanitarias recomiendan a las víctimas de violencia sexual que acudan a los centros de salud para que puedan recibir antirretrovirales y evitar infecciones de transmisión sexual, así como píldoras de atención de emergencia para evitar un embarazo producto del abuso.
El Ministerio Público de Paraguay recibió desde enero 9.393 denuncias por el hecho punible de violencia intrafamiliar y 10 causas por femicidio. El país registró en 2016 un total de 39 femicidios, uno cada nueve días y medio, según datos de un informe de ONU Mujeres.

Docentes y estudiantes en la calle
Maestros de todo el país adhirieron a la huelga docente de los días 24 y 25 de agosto con movilizaciones en los distintos departamentos, cortes de las principales rutas del país y marchas en la capital, Asunción. El secretario general de la Federación de Educadores (FEP), Silvio Piris, informó que hubo un acatamiento de un 95%, aunque desde el Gobierno se difundieron cifras inferiores.
Los docentes declararon la medida en cuarto intermedio esperando una propuesta del Gobierno sobre sus pedidos. “Queremos el 16% de aumento anual en cuatro años. Aceptaríamos ese 8% para enero y otro 8% para julio, de otra forma no”, expuso el dirigente. Los maestros exigen un aumento salarial progresivo hasta llegar al sueldo básico profesional de 3 millones de guaraníes (unos 550 dólares).
El Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) ofrece 8%, 5% y 3% a un universo de 80 mil docentes. El plazo de la oferta vencía el viernes 1 de setiembre, último momento para incluir los nuevos números en el proyecto de presupuesto.
El ministro Enrique Riera explicó que su propuesta beneficiará con el 8% a unos 20.588 docentes escalafonados con 20 años de antigüedad, 5% a 40.187 maestros escalafonados con menos antigüedad y un plus de 3% de incentivo para los 22 mil docentes capacitados. La inversión para este grupo superaría los 200 mil millones, mientras que los funcionarios administrativos de la educación serían beneficiados con 25 mil millones para subsidios de salud y ayuda escolar, de acuerdo a una publicación de La Nación.
Por esos mismos días estudiantes paraguayos realizaron una serie de movilizaciones en todo el país para pedir un mayor presupuesto educativo, la inclusión de los libros de textos en las partidas oficiales de dinero y la entrega de kit escolares antes del comienzo de cada ciclo lectivo.
La Unión Nacional de Centros de Estudiantes del Paraguay (Unepy) informó que uno de los pedidos es que “se incluyan desde este año y para siempre 90 mil millones de guaraníes (unos 16 millones de dólares) en el presupuesto de Educación, para que los 16 libros de textos del plan común lleguen cada año a manos de cada estudiante de la educación media”.
También solicitaron “otros 10 mil millones de guaraníes (algo más de 1,7 millones de dólares) para un fondo especial distribuido a los colegios técnicos para la compra de libros especializados que se necesiten” para acceder al derecho a la educación.
Los estudiantes pidieron también que el kit escolar para los alumnos llegue al inicio de las clases, en febrero de cada año.
Los jóvenes paraguayos recuerdan que el Estado asigna a Educación 3,5% de su Producto Interior Bruto, la mitad del 7% mínimo exigido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

No hay comentarios: