30 de abril de 2010

El buen vivir, historia de lucha

El planteo profundo de Morales se basa en la idea del “buen vivir”, un concepto de los pueblos indígenas, que Evo se propuso hacer conocer al concierto de las Naciones Unidos ya desde su discurso en la Asamblea General de 2006: “Los pueblos indígenas sólo queremos Vivir Bien, no mejor. Vivir mejor es explotar, es saquear, es robar, pero Vivir Bien es vivir en hermandad”, exponía marcando una secuencia de política exterior que siguió al pie de la letra.
Primero la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas, inmediatamente pelearía por una declaración que consagre el derecho a los recursos naturales a cuidar el medio ambiente.
Por ello el 12 de octubre de 2007 en Chimoré, Cochabamba, expuso: “La lucha no se detiene, se acabó el resistir por resistir, llegó nuestro tiempo. Proclamamos el 12 de octubre “día de inicio de nuestras luchas por salvar a la Madre Naturaleza”, dijo en el acto que convocó para celebrar la aprobación de la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas.
El 23 de abril de 2008, ante el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la ONU, en Nueva York, dio a conocer los Diez Mandamientos para salvar al Planeta, la Humanidad y la Vida que se resumen de la siguiente manera:

Los 10 mandamientos sugeridos por el presidente Morales para salvar el planeta, la vida y la humanidad son:

1-Acabar con el sistema capitalista
2-Renunciar a las guerras
3-Un mundo sin imperialismo ni colonialismo
4-Derecho al agua
5-Desarrollo de energías limpias
6-Respeto a la madre tierra
7-Servicios básicos como derechos humanos
8-Combatir las desigualdades
9-Promover la diversidad de culturas y economías
10-Vivir bien, no vivir mejor a costa del otro

La tarea continuó en el debate general en septiembre de 2008 y se consolidó el 22 de abril de 2009 en ocasión de la declaración del Día Internacional de la Madre Tierra en la Asamblea General de la ONU.
“Los humanos tenemos que reconocer que también la Madre Tierra y otros seres vivientes tienen derecho a existir y que nuestro derecho termina allí donde empezamos a provocar la extinción de la naturaleza”, expuso al pleno como elemento principal.
Ya en la 15ª Conferencia sobre el Cambio Climático en Copenhague, el 18 de diciembre pasado, decía Evo: “La tierra es algo sagrado, por eso saludo la declaración del día Internacional…Aceptó el mundo por fin Madre Tierra y la madre es sagrada, no la vas a alquilar ni la vas a vender, es madre. A la madre no puedes permitir que la violen, es madre. Y el sistema capitalista convierte a la madre en mercancía, esa es nuestra profunda diferencia”.
Y agregó: “Yo siento más que nunca ahora hay una gran bandera de lucha, una que nos permite defender a la vida, la humanidad, al planeta y esta bandera debe ser para acabar con el capitalismo salvaje”. Ese es el sur.
El 21 de enero de 2010 asumía la presidencia con el mandato de “cambiar el mundo para cambiar Bolivia” y resumía en su discurso los cuatro postulados del Vivir Bien:
Saber escuchar, saber compartir, saber vivir y saber soñar.
Vale la frase: “soñar para que el más abandonado también tenga esa posibilidad de acceder a educación, a salud, acceder a servicios básicos y cuesta todavía hacer entender a algunos grupos, cuesta todavía poner en práctica estos sueños, pero si todos soñamos con seguridad hermanas y hermanos, estaremos de acá a poco tiempo salvando al planeta tierra para salvar a la humanidad…”