28 de noviembre de 2013

Indignados ante los vendepatria

 El año nuevo nos encontrará en las calles porque ya no quedan grandes dudas acerca del rumbo que Horacio Cartes le quiere dar al país: Más concentración de la riqueza sostenida en la represión de la protesta popular.
Por Jorge Zárate
Foto de la manifestación del 15 de Noviembre, compartida por Mario Franco Nunes. Publicada en el periódico digital www.ea.com.py





















Por eso es saludable la salida de los , porque viene a sumar a mucha gente común que se va dando cuenta que hay que cambiar la matriz de la injusticia.
La oligarquía. Su latifundio, el avance del agronegocio, la falta de tributo de las principales actividades económicas, la ausencia de estado que se ve en una educación ineficiente y para pocos, una salud pública en retroceso luego de haberse consagrado la gratuidad, la inexistencia de políticas de asistencia eficiente a casi el 60% de la población en pobreza.
El arco de problemas histórico subyace en la protesta de este grupo variopinto. No es que lo desconozca, sino que no le alcanzan las fuerzas para enfrentarlo porque quizá siente culpa de ciertas comodidades, de alguna complicidad con las clases altas, quien sabe.
Echar a Víctor Bogado y a los 23 senadores que blindaron sus fueros en una votación vergonzosa le parece un objetivo plausible a esa clase media hasta ayer inmóvil, hoy contenta con poder reírse de un privilegiado del poder, de evitar que se siente en el mismo restaurante, que visite sus mismos lugares.
Pueden considerar una victoria que el senador diga que va a ofrendar sus fueros para salvar al desprestigiado Poder Legislativo, aunque el objetivo del abrazo al Congreso de este jueves 28 #28NPy sea que renuncien los 23.
Todo indica que el movimiento deberá seguir en las calles para que el inefable Poder Judicial condene seriamente a Bogado. Allí enfrentará un escollo que todas las organizaciones sociales, sindicales, campesinas conocen de sobremanera: El fallo aberrante como arma interminable.
Tanto el , la caravana del  que se dispararon en las redes sociales comparten en su matriz un ejercicio que debe ser seguido con atención.
En general, como ha sido en el mundo con los ejemplos de la Primavera Arabe hasta la ocupación de Wall Street han servido para hacer de esa catarsis personal que favorecen twitter y facebook, una manifestación colectiva parecida a un meme gigante o a 140 caracteres de discurso que la gran mass media alienta en tanto es conveniente a sus intereses y abandona cuando la masa crítica crece en número y conciencia.
Esta curva será idéntica en nuestro país.
Los jóvenes del papel higiénico y banderas paraguayas, disfraces y frases ingeniosas, podrán evolucionar hacia consignas más profundas siempre y cuando entiendan lo mismo a lo que las organizaciones sociales se vienen acercando: La lucha contra el sistema es unitaria.
Horacio Cartes, lejos de lo que quiere ver en él la oligarquía, no es un hombre moderno, ni práctico, ni eficiente. Sus primeros 100 días dieron muestras claras de ello.
Por eso estas acciones encierran un peligro: La paradoja que este presidente que pagó un golpe de estado parlamentario tenga un Congreso allanado para que su bufette de abogados termine los contratos de venta de todos los bienes públicos cuanto antes.
Esto es lo más indignante, lo que nos debe llevar a la calle, juntos para cambiar la matriz oligárquica y vende patria.
La más escandalosa corrupción comenzó y lo de Bogado, ante ello, es un mero caso de periodismo de chimentos.

No hay comentarios: