26 de agosto de 2014

Jueces meditan sentencia para Lucía Sandoval




l.
Lucía Sandoval. Foto: Rufo Diana.
Lucía Sandoval. Foto: Rufo Diana
Está presa hace 3 años, 6 meses y poco más de una semana por un delito que asegura no haber cometido. Desde ese fatídico día en que su marido, Huber Martínez, cayó muerto por un disparo, no puede ver a sus hijos.
“El tenía una orden de restricción y no se podía acercar a 500 metros de la casa”, contó Lucía Sandoval que fue una mujer golpeada, que denunció las golpizas y había conseguido que la justicia la proteja un poco, al menos en los papeles.
Tenían dos hijos pequeños, una nena de 8 y un varón de 3. Ese 11 de febrero de 2011 les había dado de cenar y los había llevado a acostar. Cuando volvió a la cocina se topó con el marido, según su testimonio, borracho y con un arma de fuego.
“Cuando entré en la cocina, ahí estaba con un arma. Dijo que no se iba por nada del mundo, que primero me iba a matar”, declaró. Allí se dio un forcejeo y el disparo. El hombre cayó muerto.
Lucía se aferra a la clave del caso.
“Yo jamás disparé un arma, me salió negativo la prueba de la parafina, inclusive los médicos de la fiscalía se ratificaron en ello”, contó en la radio. Su abogado Jorge Bogarín recordó que la Fiscalía comenzó acusándola de dispararle a su marido por la espalda, para ahora, finalmente, terminar exponiendo que el disparo fue de frente.
La fiscala María José Pérez requirió 25 años de prisión en la convicción de que Sandoval disparó contra su marido por la trayectoria de la bala, que de acuerdo al informe pericial dice que ingresó a la altura del pecho con orificio de salida en la espalda. Para más datos, de manera perpendicular a una distancia de 70 a 75 centímetros.
Refuerza esta situación con la declaración de Jazmín, que era una niña de 8 años cuando sucedió el hecho y hoy tiene 12. La misma fue tomada en una cámara Gesell, una habitación de dos ambientes separados por un vidrio que permite analizar las reacciones de los testigos.
Allí la niña dijo: “Mi mamá le disparo a mi papá por la espalda”.
Pérez acusa a pesar de esta contradicción insalvable, señalando que la mujer no tenían rastros de agresión a pesar de haber declarado haber recibido un culatazo y otros golpes en medio de una lucha desigual.
“Yo no dispare, solo quise defenderme”, reitera Lucía.
Organizaciones como Amnistía Internacional, y el CLADEM reclamaron la liberación de Lucía, en la convicción de que la trágica escena final de este caso, es en gran medida el acumulativo de una violencia contra la que el estado protege poco. Condenar a Lucía, sería entonces en esta interpretación, un acto de revictimización.
“Que el estado cumpla con su obligación, nadie tiene que morir”, pide Lucía a los micrófonos de la prensa.
El Tribunal de Sentencia integrado por los jueces penales Julio César Granada, que es su presidente, Oscar Rodríguez Masi y Daniel Ledesma medita el veredicto que dará a conocer este miércoles 27 de agosto de 2014.
“Quiero ver a mis hijos”
Aquí el testimonio directo de Lucía Sandoval: “Al día siguiente de lo que sucedió conmigo, con mi caso, mis suegros se llevaron a mis hijos bajo mentiras, dijeron que una psicóloga recomendó que ellos tenían que despedirse de su papá, tenían que hacer un duelo, entonces mi mama les entregó a mis hijos y a la noche cuando fueron a buscarlos ya no les entregaron y al día siguiente pidieron lo guarda y la jueza se las dio… fue todo muy rápido… A los tres meses cuando comencé a preguntar por ellos me comentaron que estaban con mis suegros…Ni por teléfono puedo hablar… Ni para mi mamá que tiene un régimen de relacionamiento siempre fue muy dificil, después nos dimos cuenta que la intención era hacer hablar a mi hija de que yo le disparé a su papá por la espalda…Ellos le meten cosas en la cabeza, en el juzgado de 1a instancia diciembre de 2011 a cargo de Cristina Aquino, nos otorgó un régimen de relacionamiento, pero ellos apelaron, diciendo que una psicóloga recomendó que no me vea. Yo sé que mi hija sabe en su corazón lo que sucedió… Me da pena que justicia tenga que estar utilizando a una criatura… de parte de la fiscalía, están para representar a la sociedad, mis hijos también son víctimas…Claro que si quieren verme mis hijos, es un derecho natural…quiero decirles que les amo… que yo soy su mamá, quiero salir,curarles, sanarles, ya son muchos años de sufrimiento…Sigo confiando en la justicia…Se que todo no está tan podrido en nuestro país, confío en las pruebas, se que se va a hacer justicia conmigo…”
“Soy inocente”
Lucia escribió una carta desde el Buen Pastor dirigida a toda la comunidad. Aquí el texto: “Mi agradecimiento infinito a todas las organizaciones sociales que creyeron en mi inocencia desde el primer momento en que ocurrió el hecho, además quiero agradecer a la gente común que aun si conocerme me hacen llegar su apoyo, decirles a esas personas que nadie tiene que morir ni nadie tiene que ir a la cárcer si el sistema de justicia cumple con el deber de proteger a las mujeres víctimas de violencia. En estos 3 años 6 meses y 12 días de estar privada de mi libertad, con dolor e impotencia siguen ocurriendo casos similares al mío que pudieron ser evitados si el Estado actúa con la diligencia debida. Les animo a las mujeres a que no callen, que denuncien cualquier tipo de violencia y que reclamen en el cumplimiento de esos derechos. El día miércoles 27 de agosto va a ser un día memorable para mí y muchas otras mujeres, confío en que ese día conseguiré justicia despúes de tanta lucha en búsqueda de mi libertad, porque ‘Soy Inocente’ Lucía Sandoval. Buen Pastor 23-08-2014″.

Jorge Zárate

No hay comentarios: