29 de abril de 2012

“El morbo y la sangre pretenden apoderarse de nuestros espacios noticiosos”



Acto frente al monolito que recuerda a Santiago Leguizamón. 
“La llama de la lucha de Santiago Leguizamón, Salvador Medina, Calixto Mendoza, Samuel Román, Yamila Cantero, Angela Acosta, Tito Palma, Martín Ocampos, Benito Jara, entre otros compañeros y otras compañeras que ofrendaron sus vidas en defensa del oficio periodístico y a favor del pueblo no debe apagarse”, dijo Vicente Páez, secretario general del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), durante el acto central por el día del periodista que se realizó frente al monolito que recuerda a Leguizamón.
“Debemos gritar que su asesinato dio vida a millares de paraguayos y paraguayas que buscan mostrar su realidad y que exigen mejores condiciones de vida. Tal como lo expresara Dante Leguizamón, hijo de nuestro querido mártir, que a 2 décadas de las publicaciones de Santiago, sus palabras tienen plena vigencia: el pueblo necesita tierra, empleo digno, salud, educación, justicia y prosperidad”.
El SPP invitó a los jóvenes estudiantes de periodismo a reflexionar y recordar “las raíces de nuestro oficio, que son las de informar y llevar a la gente datos lo más veraces posibles. En momentos en que el morbo y la sangre pretenden apropiarse de nuestros espacios noticiosos, es el momento en que nos detengamos a pensar, a pensarnos, acerca del destino que nos depara un periodismo sin rigor o donde la banalidad sea la pauta. Rescatemos nuestros valores, y qué mejor que recordar los principios de ética y respeto hacia nuestro trabajo y hacia el público en una fecha como hoy, en que aparecía, en el siglo XIX, el periódico El Paraguayo Independiente”, indicó el SPP.

Aquí el texto completo:
Unidos por la vida y por la dignidad
La llama de la lucha de Santiago Leguizamón, Salvador Medina, Calixto Mendoza, Samuel Román, Yamila Cantero, Angela Acosta, Tito Palma, Martín Ocampos, Benito Jara, entre otros compañeros y compañeras que ofrendaron sus vidas en defensa del oficio periodístico y a favor del pueblo no debe apagarse.
El grito de justicia aún retumba, a escasos metros de un Palacio que aún no hace mérito para que sea verdaderamente de la Justicia. Este es un desafío que nos obliga a articularnos con más convicción, con más fuerza, para tratar de desmontar los obstáculos que cotidianamente debemos soportar, como trabajadores y como componentes de una sociedad que anhela un país digno, con equidad y con bienestar para todos y todas.
Pasaron 21 años desde que la muerte intentó acallar a Santiago. Pero el efecto debe ser directamente el inverso. Debemos gritar que su asesinato dio vida a millares de paraguayos y paraguayas que buscan mostrar su realidad y que exigen mejores condiciones de vida. Tal como lo expresara Dante Leguizamón, hijo de nuestro querido martir, a 2 décadas de las publicaciones de Santiago, sus palabras tienen plena vigencia: el pueblo necesita tierra, empleo digno, salud, educación, justicia y prosperidad.
La juventud, que en gran número se incorpora a los medios de comunicación o que anhela adentrarse al mundo del periodismo, no debe olvidar el legado de nuestros mayores. En un escenario de creciente precarización y donde el rating pretende convertirse en la guía de nuestra labor, es indispensable que reflexionemos hacia las raíces de nuestro oficio, que son las de informar y de llevar a la gente datos lo más veraces posibles. En momentos en que el morbo y la sangre pretenden apropiarse de nuestros espacios noticiosos, es el momento en que nos detengamos a pensar, a pensarnos, acerca del destino que nos depara un periodismo sin rigor o donde la banalidad sea la pauta. Rescatemos nuestros valores, y qué mejor que recordar los principios de ética y respeto hacia nuestro trabajo y hacia el público en una fecha como hoy, en que aparecía, en el siglo XIX, el periódico El Paraguayo Independiente.
La concentración de los medios de comunicación en escasas manos es otro de los escollos que debemos atravesar. La democratización en el acceso a frecuencias del espectro radioeléctrico y la posibilidad de impulsar y fortalecer los medios alternativos de comunicación son aspectos que debemos insertar en la agenda pública.
La persecución laboral debe ser extirpada. Casos gráficos como los registrados en el Canal 9 Tv Cerro Corá, en Asunción como en su repetidora en Ciudad del Este, así como en el Canal 13 Teledifusora Paraguaya, nos muestran que quienes estamos trabajando la noticia también estamos expuestos a ser avasallados en nuestros derechos cotidianamente.
La complacencia del Estado en cuanto a la tolerancia a las violaciones de los derechos laborales es una marca registrada que debemos desechar, y desde aquí reclamamos intervención de las autoridades administrativas del trabajo y del sistema previsional para corregir las graves distorsiones que atentan contra las condiciones de vida de los trabajadores y las trabajadores, así como de sus familiares.
En este campo, también reclamamos respuestas para los compañeros y compañera del extinto diario Noticias, que por irresponsabilidad empresarial dejó en la calle a 240 trabajadores, muchos de ellos estafados en el pago del aporte obrero patronal, por lo que no pueden acceder a la jubilación. Desde el SPP urgimos respuestas para salvaguardar la vida de nuestros compañeros y compañeras en esta situación.
Nos decía ayer el compañero Gustavo Granero, vicepresidente de la Federación Internacional de Periodistas (FIP), en una breve como trascendente visita, que mientras nuestros sindicatos defiendan genuinamente los intereses y logremos bases mínimas de dignidad y bienestar para los trabajadores y las trabajadoras, nuestro sendero será el correcto. Por eso estamos llamados a continuar con la profundización de nuestras luchas, por obtener el pago de salarios justos, para alcanzar la cobertura previsional, para defender nuestro derecho a la organización, y por salvaguardar nuestro derecho a la palabra, a la conciencia, no solo para divulgar lo que la agenda empresarial nos imponga.
La despenalización en el campo de la prensa es otra de las tareas a las cuales estamos llamados. Los ataques reiterados que sufren los compañeros y compañeras, como el caso de César Ferreira, de Yuty, así como últimamente Anibal Gómez Caballero, blanco de acciones judiciales procedentes de sectores políticos son reflejos de que la crítica y la opinión sustentada generan malestar en los círculos de poder. Llamamos a estar alertas y movilizados para salvaguardar el derecho de los compañeros a la libre expresión consagrada, tras décadas de lucha, en la Constitución Nacional.
Tiempos electorales se avecinan. Presiones, amenazas, intentos de cooptación estarán a la orden del día. Por ello, debemos estar con las luces encendidas para blindar nuestra conciencia y resguardarnos ante estos nubarrones, que buscarán obtener réditos en lo que se avecina será una encarnizada lucha proselitista.
Es tarea nuestra honrar la memoria de nuestros compañeros y compañeras héroes y dar pasos superadores hacia un gremio que nos aglutine a todos y todas los trabajadores de la comunicación, para que podamos librarnos de las cadenas de precarización y explotación que nos oprimen. Marchemos hacia un futuro mejor. Oñondivepa, ikatuta.
Vivan los y las periodistas!.
Felicidades !

Comisión Directiva del SPP
Período 2011-2013

No hay comentarios: