8 de junio de 2012

Lugo visita Asia

Foto
Lugo con representantes de la industria en India, Es el primer presidente paraguayo en visita oficial a ese país.
Magnitud: Fernando Lugo realizó en las últimas dos semanas de mayo la visita más importante que haya hecho presidente alguno en la historia de Paraguay. Acompañado de tres ministros, cerró acuerdos comerciales y de cooperación y recogió promesas en los cinco países, la mayoría de ellos relacionados con la agroindustria. En sus escalas hizo un llamado a estrechar vínculos entre Asia y Latinoamérica, ofreció productos alimenticios de Paraguay; presentó a su país como la puerta de entrada al Mercosur y dijo que la nación está abierta a las inversiones para la industrialización.


El presidente Fernando Lugo realizó una exitosa gira por cinco países de Asia, inédita por su trascendencia histórica. Entre el 17 y el 31 de mayo, visitó Corea del Sur, Tailandia, India, Taiwán y Japón, donde se reunió con jefes de gobierno, cámaras empresarias y potenciales inversionistas. Dentro de la variada oferta del país suramericano para atraer finanzas se destacan los negocios vinculados al agro. Los países incluidos en el itinerario cuentan con más del 20% de la población mundial. La India es considerada la tercera economía del planeta y Japón, la cuarta. Taiwán y Corea del Sur mantienen una buena relación económica con Paraguay, al que exportan artículos electrónicos desde la década de 1970.
La última escala de la gira fue Japón, donde el mandatario paraguayo se reu-nió con el primer ministro, Yoshihiko Noda. También visitó al emperador Akihito, en el Palacio Imperial de Tokio, quien agradeció la colaboración del país suramericano tras el terremoto y tsunami de marzo de 2011. Destacó la donación de un millón de porciones de tofu elaborado a partir de soya paraguaya para los damnificados en la tragedia. El 31 de mayo, Lugo cerró su viaje con un encuentro en Kioto con empresarios de la región central del país.
Durante el encuentro de Lugo con el primer ministro Noda, ambos acordaron fortalecer los lazos bilaterales, mejorar el intercambio comercial y las inversiones. El jefe de Estado suramericano elogió los lazos económicos y culturales entre ambas naciones y recordó que unos siete mil descendientes de japoneses viven en su país. Mientras, los ministros de Relaciones Exteriores, Jorge Lara Castro; de Agricultura, Enzo Cardozo; y de Industria y Comercio, Francisco Rivas; se reunieron con representantes de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (Jica).
Los anuncios concretos incluyen el inicio de estudios para la asistencia técnica para el desarrollo de actividades de pequeños y medianos agricultores de Paraguay y la reafirmación del préstamo japonés por 216 millones de dólares para la construcción de una carretera de 147 kilómetros, que comunicará Encarnación con Ciudad del Este. Si bien este crédito ya había sido acordado por Japón, su aceptación está bloqueada por el Congreso paraguayo. Además, funcionarios japoneses prometieron estudiar la posibilidad de que diversas empresas japonesas entren en Paraguay en sectores pesados de la industria, como la fabricación de maquinaria y astilleros.
Lugo detalló que las exportaciones a Japón, básicamente agrícolas, alcanzaron 56 millones de dólares en 2011, mientras que las importaciones del país asiático superaron los 100 millones de dólares, fundamentalmente productos electrónicos, combustible y vehículos. Ante medio centenar de periodistas nipones, el jefe de Estado sudamericano pidió ayuda a Japón para mejorar la transferencia tecnológica que permita desarrollar la producción agrícola y ganadera.

Corea del Sur
Con su par coreano Lee Myung-Bank, el presidente paraguayo firmó acuerdos de trascendencia, principalmente en el área de recursos hídricos, en coincidencia con la celebración de 59 años de relación bilateral. El intercambio comercial entre Corea del Sur y Paraguay significó el año pasado un movimiento de 205 millones de dólares.
El ministro de Industria y Comercio, Francisco Rivas, mantuvo una importante reunión con empresarios coreanos, mientras que su par de Agricultura, Enzo Cardozo, firmó un memorando de entendimiento para la transferencia de tecnología agrícola surcoreana. “El acuerdo permitirá a los jóvenes paraguayos capacitarse en sistemas de irrigación” en Corea del Sur, informó Cardozo.
La comitiva paraguaya visitó el Proyecto de Restauración de los Cuatro Ríos (Dique de Kangcheon), para ver cómo se combate la colmatación progresiva, acumulación progresiva de sedimentos que crea bancos de arena y reduce la permeabilidad del suelo. Este fenómeno se da en las represas de Itaipú, que Paraguay comparte con Brasil, y Yacyreta, que el país coadministra con Argentina. Al colmatarse los diques, el agua pierde fuerza y las hidroeléctricas sufren mermas en su operatoria, problema principal para Paraguay que tiene en la energía producida en ambas hidroeléctricas su principal producto de exportación.
Lugo estuvo previamente en la exposición de Yeosu donde invitó a los surcoreanos a que consideren al país guaraní “como un atractivo destino para las inversiones internacionales en todos los campos y para disfrutar del turismo y ecoturismo”. En la apertura del día nacional de Paraguay en la Expo Hall 2012, ante un auditorio de mil espectadores, el Presidente elogió la “determinación y laboriosidad” del pueblo coreano para convertirse en la cuarta economía de Asia.
El director paraguayo de la hidroeléctrica Itaipú Binacional, Efraín Enríquez Gamón, dijo esperar “que los empresarios surcoreanos vean la viabilidad de construir empresas con la energía que les suministramos”. Señaló que hay perspectivas favorables gracias a la nueva línea de 500 kw que conectará Itaipú con el Chaco paraguayo.
Los dos Estados anunciaron la suscripción de un convenio denominado de cielos abiertos, que favorece a la actividad de la línea aérea surcoreana en territorio paraguayo con el objetivo de facilitar la llegada de turistas asiáticos a la nación suramericana.
Tapa Edición Junio 2012


En India
Lugo se convirtió en el primer presidente paraguayo en visitar oficialmente la India donde, además de sus actividades oficiales, logró la clásica fotografía frente al Taj Mahal, ubicado en la ciudad de Agra, al sur Nueva Delhi, la capital del país.
El presidente paraguayo visitó al primer ministro indio, Manmohan Singh, a quien solicitó que su país abra una embajada en Asunción. Durante 2011 Paraguay vendió a la India por 78 millones de dólares, y compró por 74 millones de dólares, una balanza comercial por demás pequeña si se tiene en cuenta el gigante económico que es ya el país asiático.
Con la intención de mejorar este intercambio, el Presidente participó de una reunión organizada por la Confederación de Industria India (CII), la Federación de Cámara de Comercio e Industria de la India (Ficci) y la Asociación de Cámaras de Comercio e Industria de la India (Assocham).
“Paraguay es la puerta a Mercosur”, fue el mensaje de la delegación paraguaya. Lugo instó a comprender que “en 1.300 kilómetros a la redonda (de Paraguay) se concentra uno de los mayores PIB de la región”. El mandatario agregó: “Soñamos que un día Paraguay no pueda exportar un sólo grano de trigo o maíz sin elaborar”. El representante de la FICCI, Rakesh Bakshi, prometió estudiar la oferta de incentivos fiscales que le acercó la delegación paraguaya.
Lugo aseguró que “Paraguay es un país de apenas seis millones de habitantes, es como una ciudad pequeña de la India, pero ha producido alimentos para más de 60 millones de habitantes en el 2010... Eso nos puso en la vidriera en el interés de muchos países, y por eso hemos creado un clima de negocios favorable y muy importante en nuestro país”.

En Taiwán
Una empresa fabricante de paneles solares tiene a punto una inversión inicial de dos millones de dólares que se expandirán luego a 20 millones, en tanto que el Gobierno prometió invertir tres millones de dólares en una empresa de forrajes. Ambos anuncios aparecen como los principales logros de la gira presidencial por Taiwán.
El jefe de Estado fue el único de los mandatarios del continente americano que presenció la toma de posesión de Ma Yin-jeon, su par taiwanés. Paraguay es clave en las relaciones exteriores de Taiwán porque es uno de los pocos países que lo reconoce como Estado. Los asiáticos, a cambio, donaron dinero para la construcción del Parlamento y para comprar la sede de la Cancillería, por citar dos ejemplos.
En Bangkok, Tailandia, el presidente Fernando Lugo visitó una procesadora de carne de pollo, aunque su visita no tuvo carácter oficial. Se trata de la planta procesadora de Charoen Pokphand Foods Factory, uno de los mayores conglomerados del sector de la alimentación de Asia, con fábricas en 15 países y con intereses en las telecomunicaciones. La prensa paraguaya informó que no fue posible concertar una entrevista entre Lugo y la primera ministra, Yingluck Shinawatra, ya que su visita coincidió con un viaje oficial de la mandataria a Australia.

Desde Asunción, Jorge Zárate

No hay comentarios: